Multan a película de Tom Hanks y Julia Roberts por incitar a la "conducción temeraria"

Por BBC Mundo

El cartel de una película protagonizada por Tom Hanks y Julia Roberts, que evoca a Vacaciones en Roma -el clásico de Gregory Peck y Audrey Hepburn- invita a “la conducción temeraria” según las autoridades viales españolas, que impusieron una multa de 30.000 euros (algo así como 20 millones de pesos)  a los distribuidores del filme.

En el afiche publicitario de “Larry Crowne. Nunca es tarde”, escrita y dirigida también por Hanks, los actores viajan en motocicleta sin casco.

La Dirección General de Tráfico española resolvió penalizar a la compañía Tripictures por contravención de una ley de seguridad carretera que prohíbe la publicidad que incite a la “velocidad excesiva”, “la conducción temeraria”, a “situaciones de peligro”, o cualquier otra “conducta contraria” a los principios de la ley, que data de mediados de los ’80.

No es la primera vez que las autoridades multan a una producción creativa por “temeraria”. El Ayuntamiento de Barcelona multó en agosto de 2010 con 400 euros a la cantante colombiana Shakira, quien montó una Harley-Davidson para el videoclip de su canción “Loca” y también prescindió del casco.

Ironía

Larry Crowne trata la historia de un amigable ex marino que tras una exitosa carrera en una cadena estadounidense pierde su trabajo y busca reencauzar su vida.

Con la presión de pagar su hipoteca, y mucho tiempo libre, opta por tomar un curso en una academia, donde conoce a una profesora, Mercedes, encarnada por Julia Roberts.

Con la profesora abordo, y junto a otros despechados compañeros de curso, Hanks recorre la ciudad en motocicleta mientras busca reinventarse.

En una entrevista con la BBC Hanks explicó que su filme trata “la lucha contra el cinismo. El cinismo, la tristeza y la amargura pueden aparecer de pronto, sobre todo si acabas de perder el trabajo a pesar de que lo has hecho todo bien”.

Es un tema con el que muchas personas pueden sentirse identificadas en el actual clima económico, y sin embargo la historia no fue bien recibida por la crítica cinematográfica.

Como si los calificativos de “blanda” y “lenta” fueran pocos, ahora sobre la cinta también pesa un multa.
Lo irónico de la penalización es que durante la película los actores sí usan sendos cascos protectores; es sólo en el afiche que adoptan “conductas temerarias”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo