Reos de cárcel argentina eran obligados a salir a robar

Por lavoz.com.ar

Una inédita situación se vive en Argentina, luego que reos de una cárcel denunciaran que cometían robos en la Capital Federal obligados por personal de esa dependencia del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La denuncia fue presentada por el Comité Provincial Contra la Tortura, según se informó hoy.
De acuerdo a esta versión, los reclusos eran presuntamente obligados a salir de prisión bajo amenazas de personal del SPB, que supuestamente proveía de uniformes de la Policía, armas de fuego y autos, para cometer robos y entregar luego el botín, explicaron fuentes judiciales.

La fiscal se trasladó a la Unidad 45, donde tomó contacto con cuatro internos que habían denunciado la irregularidad ante el Comité. Los presos ratificaron que los guardiacárceles los sacaron de la prisión, les entregaron uniformes policiales, autos particulares y, bajo amenazas de atacar a sus familiares, los obligaron a cometer asaltos a Capital Federal.

Reconocieron ante la fiscal haber participado de robos de autos de alta gama, que luego eran desguazados en desarmaderos clandestinos del Conurbano, donde los entregaban.

Admitieron también haber protagonizado robos a mano armada en domicilios particulares.

Trascendió que en la denuncia los internos aseguraron tener fotos de los miembros del Servicio Penitenciario Bonaerense junto a los objetos robados donde ellos aparecen vistiendo el uniforme policial y portando las armas que les entregaban para robar.

También le dijeron a la fiscal que luego de la denuncia que realizaron al Comité de Lucha Contra la Tortura los guardias los golpearon en una celda del pabellón 6, por lo que fueron revisados por médicos del Poder Judicial, quienes constataron que no tenían lesiones recientes.

En sus declaraciones ante Bravo, los internos habrían incurrido en contradicciones sobre la marca de los vehículos que dicen haber robado en sus presuntas salidas de la cárcel y respecto a los montos y objetos sustraídos en los asaltos a mano armada en domicilios particulares, que dicen que fueron obligados a realizar.

La fiscal, en tanto, dispuso la realización de una serie de pericias y medidas probatorias, entre ellas informes a la Policía Federal sobre los presuntos robos, para luego continuar con la investigación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo