Crítica de discos por Ignacio Lira: Alex Anwandter y Metallica con Lou Reed

Por

Alex Anwandter: “Rebeldes”
nota ▪▪▪▪▫

Un lugar común entre ciertos aficionados a la música es decir peyorativamente “ah, se puso pop” cuando un artista modifica su estilo. Pop entendido -errónea­mente- como algo condenable o perverso para un sector poco abierto a la democracia de géneros.

Y lo cierto es que que Alex Anwandter se puso pop, en el mejor sentidodel concepto. “Rebeldes”, su segundo disco solista y el primero con su firma tras “Odisea”, abraza sin complejos todo lo que venía dejando intuir desde su posición al frente de Teleradio Donoso: el gusto por los paisajes eléctricos y la pista de baile, colores y sensaciones casi adolescentes, pero innega­blemente atractivas.

Es una colección pequeña: apenas 9 canciones bien trabaja­das, con teclados omnipresentes y baterías programadas, que por momentos recuerdan a una noche bailable del año 84. “Shanana”, “Tatuaje” y “Cómo puedes vivir contigo mismo?” hacen mover los pies. Destaca también el desgarron new wave de “Tormenta” y “Que se acabe el mundo por favor”.

¿Qué se viene a la cabeza revisando “Rebeldes”? Berlin, The Cars, Animotion, Human League, Javiera Mena, Adrianigual, y sobre todo, él mismo. Y está muy bien. Si ya es bueno cuando el público está operado de los prejuicios, es aún mejor cuando un músico se libera de ellos y crece. En eso está Alex, y saca aplausos.

Metallica/Lou Reed: “Lulu”
nota ▪▫▫▫▫

Hay cosas que no están destinadas a ser no más. La reunión creativa de Metallica y Lou Reed, dos potencias por separado, sencillamente no funcio­na. Están desconectados.

Esta confusa mezcla de poesía erótico-sádica (a cargo de Reed) y riffs de guitarra (cortesía de Metallica) parece hecha deliberadamente para aburrirse o no entender. Ya le pasó una vez al viejo Lou con “Metal Machine Music”, un experimento de 1975 considerado con los años como una de las grandes bromas del rock.

A lo mejor es muy pronto para reírse. Cuesta con los insufribles 11 minutos de “Dragon” o la monótona “The View”. Lars Ulrich se defendió de las críticas diciendo que “Lulu” no es para todo el mundo. Le faltó aclarar para quién podría ir dirigido un trabajo tan fallido como éste.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo