Como un "avance" recibió el Colegio de Profesores la propuesta de la oposición

Por

El Colegio de Profesores de Chile calificó hoy como un “avance” una propuesta de reforma educativa anunciada este domingo por la oposición para destrabar el conflicto estudiantil, pero recordó que es el Gobierno quien debe “definirse y pronunciarse en este materia”.

“Es un paso que ayuda a empujar las cosas en el sentido que queremos, que es terminar con el lucro en la educación, desmunicipalizar sin privatizar y buscar la gratuidad y restablecer la educación pública”, dijo hoy el presidente del Colegio, Jaime Gajardo, a los periodistas.

Los dirigentes de los partidos de oposición presentaron ayer una propuesta de reforma del sistema educativo que contempla la gratuidad para el 70 % de los estudiantes de menos recursos de las universidades públicas y la vuelta del control de la educación primaria y secundaria desde los municipios al Estado central.

El documento también propone reforzar la fiscalización de los recursos públicos, fortalecer la formación técnica superior y la educación de párvulos.

El portavoz del Gobierno, Andrés Chadwick, afirmó hoy al respecto que el Ejecutivo está dispuesto a hacer un “esfuerzo mayor” para aumentar la gratuidad en la educación superior, tal y como se plantean desde la oposición.

“Estamos dispuestos a hacer el mayor esfuerzo posible para poder generar un sistema de becas que nos permita una cobertura más alta (…) podemos hacer un esfuerzo para hacer algo más del 40 % (de gratuidad)”, aseveró Chadwick en declaraciones a Radio Cooperativa.

Chadwick consideró que “ya están todas las condiciones previas” para iniciar un diálogo con la oposición que permita alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto educativo.

En este sentido, Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH) y una de las principales portavoces del movimiento estudiantil, aclaró que los estudiantes no apoyarán un posible acuerdo entre Gobierno y oposición que “traicione” los principios fundamentales del movimiento.

“No vamos a llegar a ningún acuerdo forzado que signifique una traición a los principios que han fundado este movimiento, que es el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad y que haya un sistema privado regulado sin fines de lucro”, dijo Vallejo en un programa de televisión.

Gajardo, en tanto, invitó al Gobierno a “responsabilizarse” y “abrirse” tanto a las propuestas de la oposición como a las planteadas por los movimientos sociales, ya que, aseguró, es clave que se incluya “al mundo social”, para que no se trate sólo de “acuerdos políticos entre cuatro paredes”.

Sin embargo, el presidente del gremio de docentes declaró que el proyecto alcanzado por la oposición “no compromete en nada” al movimiento social por la educación, y recordó la convocatoria de movilizaciones para los días 17 y 18 de noviembre en Valparaíso y Santiago, respectivamente.

“Nosotros nos sentimos absolutamente autónomos” aseveró Gajardo, y añadió que rechazarán cualquier propuesta que vaya “en contra” de las ideas fundamentales del movimiento, que exige educación pública, gratuita y de calidad.

Los estudiantes chilenos reclaman desde hace más de seis meses una reforma completa al sistema educativo vigente desde 1981, que redujo la aportación del Estado a la educación y la abrió a los privados, lo que encareció el coste para los alumnos y los obligó a endeudarse para financiar sus estudios.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo