Gobierno se abre a analizar la elección popular de jueces y fiscales

Por

El Gobierno se mostró  dispuesto a analizar la posibilidad de que los jueces y fiscales sean elegidos por los ciudadanos, opción que rechazan las autoridades judiciales.

“Esto es algo que existe en otras partes del mundo y naturalmente que nosotros como Gobierno nunca podemos desestimar inmediatamente una propuesta que está orientada a mejorar el combate en contra de la seguridad ciudadana”, dijo el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, en declaraciones durante una reunión de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Parlamento.

El domingo pasado, el Instituto Libertad y Desarrollo (LyD), un centro de estudios cercano a la oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI), planteó que los jueces y fiscales sean elegidos por la ciudadanía en elecciones libres.

El centro de estudios sostiene que este sistema, que se aplica en once estados de EE.UU., puede ofrecer una mayor transparencia en el uso de los recursos públicos, las sentencias de los magistrados y las investigaciones de los fiscales.

“Todas las propuestas que se hagan en materia de mejoría en el combate de seguridad ciudadana nosotros las vamos a analizar”, señaló Hinzpeter, quien en las últimas semanas ha criticado a los jueces y fiscales porque, a su juicio, actúan con permisividad con los delincuentes.

Por su parte, el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, puntualizó que se trata solo de una propuesta: “La forma de designación de los fiscales está definido a nivel constitucional y legal, creo que más bien es una propuesta político-académica”, señaló.

El presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, rechazó de plano el planteamiento del Instituto Libertad y Desarrollo y aseguró que, si bien se utiliza en algunos estados de Estados Unidos, es el sistema de selección “que menos se utiliza en el mundo”.

“Si estamos por la democratización, democraticemos el Tribunal Constitucional y las Fuerzas Armadas. Todo puede ser materia de libre elección”, apuntó Juica.

El Ministerio del Interior reveló la semana pasada en un informe que los delitos aumentaron en Chile un 10,1 % durante el tercer trimestre de 2011 en comparación con el mismo periodo del año pasado. Según el documento, la tasa de homicidios aumentó un 27,8 % respecto al mismo periodo de 2010, mientras que los robos con violencia se incrementaron un 17,9 %.

El Gobierno, que durante la campaña electoral que llevó a Sebastián Piñera a la Presidencia prometió mano dura con la delincuencia, argumenta que el aumento de los delitos en estos últimos meses se debe al clima de conflictividad social que vive el país debido al conflicto estudiantil.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo