Esta es la historia del hombre que se negó a hacer el saludo nazi

Por

August Landmesser se mantuvo de brazos cruzados mientras el resto hacía el saludo nazi durante la botadura de un buque de la marina alemana en Hamburgo.

En 1991 la hija del alemán identificó a este hombre como su padre, un trabajador del astillero de Hamburgo. El ex militante del Partido Nazi en el que participó desde 1931 hasta 1935, fue expulsado por haberse casado con una mujer judía llamada Irma Eckler con la que tuvo dos hijas.

Por esa situación lo metieron a la cárcel e Irma, se cree que fue detenida por la Gestapo. Las hijas Ingrid e Irene tuvieron que ser separadas.

Más tarde, Landmesser fue liberado y enviado a la guerra donde se le dio por muerto según informa The Washington Post.

Irene decidió escribir la historia de su familia en 1996. La foto del hombre que se negó a hacer el saludo nazi, recuperó su fama luego de que el blog japonés, Senrimonchi subió la imagen y esta dio vuelta al mundo por internet.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo