Columna de Vardoc: El mercado de los videojuegos

Por

Los videojuegos se han vuelto parte de nuestro diario vivir de distintas maneras. Ya sea por el auge de la portabilidad, juegos que nos facilitan la interacción con amigos alrededor del mundo, conven­ciones especializadas (WCG o E3) y publicidad diaria a través de la TV, entre otras. De esta manera es como grandes empresas desarrolladoras de juegos nos bombardean con nueva información: nos fascinan enseñándonos qué juegos vendrán el próximo año o nos enseñan cuán­to deberemos ahorrar para adquirir, por ejemplo, las nuevas consolas como, WiiU o PS Vita que tanto esperamos.

Los juegos de hoy nos cautivan por su versatilidad, su facilidad de trans­por­te y su  capacidad de poder jugar en todo momento: desde el Iphone, televi­sión, Internet, etc. La idea es siempre estar conectado; tener conocimiento so­bre lo que fue, lo que es y lo que viene. Antes, el único nexo que existía entre el seguidor de videojuegos y las empresas eran las revistas especializadas o te­ner algún contacto en el extranjero que nos informara, o definitivamente, es­tar pen­diente de lo que traían las grandes tiendas.

De esta manera, Internet, las comunidades online y las redes sociales nos han facilitado esta tarea y, al mismo tiempo, nos emboban y convierten en fieles seguidores de esta nueva “subcultura gamer” ¿Por qué subcultura? Porque ya no es sólo el simple hecho de sentarse a jugar nuestro videojuego favorito, sino que es hacerlo parte de nuestra vida, darle un espacio en el día a día y ha­cernos el tiempo de informarnos, adquirir las últimas novedades, pero por so­bre todo, de disfrutarlo.

En los últimos años, la industria de los videojuegos internacional ha tenido un crecimiento explosivo debido al rápido acceso a nuevas informaciones relacionadas con el mundo de los videojuegos, su capacidad multiplataforma, pe­ro sobretodo, por un cambio en la estrategia de la industria.

Las nuevas estrategias de comercialización apuntan a distintos segmentos de público. Desde el estereotipo gamer al  jugador ocasional. Hoy lo impor­tan­te es que, para cada tipo de persona existe un juego. Ejemplo de ello para el amante de la música está “Guitar Hero”, para quien le gusta bailar “Dance Central” o para quien ama el deporte “Nintendo Wii Sport”.

Por lo tanto, es totalmente coherente que el mercado de los videojuegos ha­ya comenzado a potenciar sus campañas de marketing. Ya no hablamos de in­versiones menores ni ser simples y prácticos, tal es el interés de mantener acti­va la relación con sus públicos, que existen inversiones estratosféricas e impensadas. Un ejemplo de ello, es lo ocurrido con PlayStation, la que invertiría alrededor de 50 millones de dólares en la promoción de su nueva consola portátil PS Vita, la que tratará de retratar y plasmar lo fascinante que es para un juga­dor tener el control  en sus manos.

Dentro de esta evolución, Chile no es la excepción. Entregas como “Zeno Clash” creado por ACE Team ha sido considerado el juego latinoamericano con mayores ganancias en el extranjero.  El grupo se transformó en una de las prime­ras empresas chilenas que se atrevió a expandirse a nivel mundial, te­niendo éxito en Europa y EEUU sin la necesidad de utilizar grandes campañas publicitarias. Sólo fue necesario utilizar las redes sociales e Internet. Hoy, la empresa ACE Team, formada por los hermanos Burdeu, luego de conseguir ganan­cias en la venta de su primera crea­ción, se atrevió a generar “Rock of Ages”, jue­go lanzado en la E3 durante el 2011 y que ob­tu­vo una muy buen recepción.

Lo anterior, no sólo demuestra lo rentable que pueden ser las mi­cros y medianas empresas gestoras, que con po­cos re­cur­sos y esperanzas deciden insertarse en el competitivo mundo de los videojuegos, sino que además, ense­ñan que en este universo cada uno tiene su espacio.

Ya sea creando, vendiendo, comprando o comentando, existe la ne­cesidad de potenciarnos como gamers, de seguir mejorando y per­feccionándonos al tiempo que la industria sigue cre­cien­do y ense­ñán­donos las maravillas del mundo de los video­juegos. Nos guste o no, seguro las empresas se encargarán de mantenernos encantados a través del tiempo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo