Sheriff gay pone en aprietos a candidato presidencial de EEUU

Por Infobae

Las cosas no pintan bien para Mitt Romney, aspirante republicano a la presidencia de los Estados Unidos. Sumado a los sondeos que lo ubican detrás de su rival de partido, Rick Santorum, para enfrentar a Barack Obama quien va por la reelección, ahora la controversia estalló hace unos días cuando José, un mexicano que dice tener sus papeles de inmigrante legalizados pero que pidió mantener su apellido en el anonimato, aseguró haber mantenido relaciones con el presidente de campaña de su candidatura, el sheriff Paul Babeu. Afirmó, además, que éste amenazó con deportarlo en caso de que revelara ese secreto. 

Como era de esperar, esas declaraciones, formuladas en primera instancia al diario Phoenix New Times, despertaron el revuelo local. Pero debido a que el acusado representa al ultraconservador movimiento Tea Party y enarbola una postura firme contra la inmigración ilegal, la repercusión fue aún mayor.
 
El denunciante dijo haber trabajado para el sheriff en su campaña para llegar al Capitolio como representantes del Condado Pinal. Según él, había sido voluntario en la campaña administrando su página web y cuenta de twitter.

Babeu negó que lo haya amenazado con deportarlo, aunque se vio obligado a reconocer su homosexualidad. “Estoy aquí para decir que todas esta acusaciones que están en los periódicos son absolutamente falsas, excepto por los asuntos que se refieren a mí como gay. Es verdad, soy gay”, dijo.
 
También anunció que renunciaba a continuar como presidente de campaña de Romney a nivel local. “Apoyamos esta decisión”, dijo un vocero del candidato a la Presidencia. Babeu, no obstante, no desistió de sus aspiraciones de alcanzar un asiento en el Congreso y este miércoles pidió que se investiguen las acusaciones en su contra, pero también si se cometieron delitos en las imputaciones. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo