Impactante caso de niña que fue obligada a correr hasta morir

Por

Un caso que estremeció a Estados Unidos durante la semana, fue el de una niña que falleció en el condado de Etowah, Alabama, luego de correr incansablemente como castigo.

Las investigaciones apuntan hasta el momento al círculo familiar de la pequeña Savannah, quien vivía con su madre Jessica Mae Hardin, y su padre, Robert Hardin. El relato clave es el del testigo del caso, el vecino Roger Simpson, quien dijo que se sorprendió el lunes, cuando notó que la menor corría por el lugar.

Horas más tarde, llegó una ambulancia, pero él lo atribuyó al embarazo de la mujer.
 
Simpson supo luego que la emergencia no era por el niño que esperaba Jessica, sino porque ella pidió auxilio al ver que su hija había tenido un ataque y no respondía. Savannah sufrió una apoplejía. Llegó al hospital con un severo cuadro de deshidratación y murió dos días después. Su médico calificó el hecho como un “homicidio”.
 
Las autoridades investigan ahora a su familia. Creen que el castigo a la niña fue impartido por su madre, luego de que ella mintiera a su abuela al decir que no había comido chocolates, algo que tenía prohibido por las dolencias en la vejiga que padecía.  
 
Jessica Mae Hardin, de 27 años, fue transferida el miércoles a una cárcel, dijo la vocera de la policía Natalie Barton. El fiscal del condado, Jimmie Harp, confirmó que dio a luz horas después de ser detenida.
 
Alabama requiere que las personas detenidas sean informadas de los cargos en su contra en la primera comparecencia ante el juez en un plazo de 72 horas. Por eso, Barton dijo que la audiencia tendrá lugar cuando la mujer sea dada de alta del hospital.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo