El equipo médico sometió a una cesárea a la joven que es trasplantada de hígado

Por

El equipo médico del Hospital Clínico de la UC, que esta a cargo de la compleja operación de trasplante de hígado, a la que es sometida la joven de 16 años, Marcela González, tuvo que practicarle un cesaría para continuar con el procedimiento y salvar la vida del bebé, de seis meses de gestación.

“La cirugía ha sido muy difícil, más difícil que otros casos. Ha estado en momentos de mucha dificultad durante el transplante. Eso llevó a que su presión (arterial) en momentos descendiera mucho”, explicó Alejandro Soza, hepatólogo de la UC.

“Tuvo que tomarse la decisión de realizar una cesárea, porque las condiciones afuera probablemente eran mejores que dentro del útero”, añadió.

El recién nacido pesó 730 gramos y se encuentra en la UCI de Neonatología del Hospital Clínico de la Universidad Católica.

La intervención estaba programada para iniciarse a las 10:30 horas en el citado centro asistencial luego que en las últimas horas se encontrara un hígado viable para efectuar el procedimiento.

Debido a su delicado estado de salud, tras sufrir una hepatitis fulminante, Marcela González era prioridad nacional de trasplante.

Hasta el sábado la joven se encontraba en un estado de gravedad y si no recibía el órgano prontamente, podría presentar un daño neurológico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo