Columna de libros: "Novelas gráficas y Juanelo"

Por:

Ella entró por la ventana del baño.
 
Por Pedro Lemebel.
 
Adaptación: Sergio Gómez.
 
Ilustración: Ricardo Molina.
 
Editorial Ocho Libros.
 
http://www.ocholibros.cl <http://www.ocholibros.cl/>
 
Esta novela gráfica, es la adaptación de un cuento que Pedro Lemebel, escribió en la década de 1980. En ese entonces, se compartían estas creaciones literarias de mano en mano. Él presentó este cuento, en un tríptico.
 
Se presenta esta historia, en el contexto del año 1983,  en una zona periférica de la ciudad de Santiago. El protagonista es Antonio (Toño), quien vive la agitación social de aquél tiempo, con un grupo de amigos. Carabineros reprime con violencia, a la gente que se resiste con fuerza, a las medidas de la autoridad. También hay otras violencias, que incluso actualmente, nadie ve (¿o nadie quiere ver?), la siniestra distribución de espacios urbanos, la educación estatal mediocre, la falta de oportunidades, la basura acumulada por doquier, el abandono social, el abandono moral, el abandono familiar, por citar algunas. Toño también tiene a Marcela, su novia. Y a Chola, su gata negra que entra por la ventana. Chola los frecuenta a ambos, por separado. Y Toño sorprende al lector con sus inquietudes sexuales, o cuando, semidesnudo, fuma marihuana y lanza bocanadas de humo a Chola. La vida en la población donde vive Toño, transcurre triste, con una angustia paralizante, y ello rebosa a la mera apreciación política. Que el crítico –sin criterio-, no se haga ilusiones de encontrar la vida en blanco y negro, porque nunca ha sido así, aunque a martillazos intente persuadir con tal paradigma.
 
Entonces, contemplar este trabajo, resulta como asistir a una película; por cierto, se basa en hechos, en los que sería absurdo discutir su carácter fidedigno. En ese año y en el actual, los ojos sirven para ver y los oídos para oír. El que quiere ver, ve, el que quiere oír, oye. En esta historia son tantos sus aspectos posibles, que bien uno podría regresar y siempre estudiar uno nuevo, como lo hacen los hijos de la Filosofía. En esta prosa, Pedro Lemebel sabe narrar, simple, directo, sin Musa, y con el brazo extendido, exponiendo las circunstancias de su protagonista, de una forma tan radical, como cuando Toño buscaba desesperado a su novia Marcela en busca de un perdón y un amor trascendente, y Melo (un amigo de su grupo), le dice, advirtiendo su tormenta mental: “¿Cuándo vai a entender que hay que hacer lo que hay que hacer nomás (sic)? Es manifiesto, que el estudio de la pregunta no debe residir, únicamente, en el análisis antropológico que señala la diferencia entre estar determinado y condicionado por las circunstancias familiares, sociales, económicas y culturales, y cómo la voluntad puede ser útil para construir una mejor vida. La gente está aburrida de esa chapuza, -con todos los respetos que pueda tener en una tesis académica-. Sin embargo, ¿quién ha conversado con Toño?, ¿usted lo ha visto por las calles o son calles por las que nunca transita, ni en sus peores pesadillas?, ¿ha podido ver las enormes desdichas que existen en Chile, llamado también y paradojalmente, “Jardín del Edén”?, ¿le ha dado la posibilidad a sus hijos universitarios de buscar amistades como las de Toño, para que lo acompañen, para que le muestren otros horizontes?, ¿o quizá Toño no sería digna amistad, ni una persona influyente, ni tampoco colaboraría con su posición social, que tan afiebradamente ha buscado desarrollar?, ¿o quizá Toño podría ser un animal dañino, en el largo plazo, para la sociedad, puesto que no tiene conceptos claros de sí mismo, de lo que es el amor, la sexualidad, la familia (de hecho por lo que se ve, su madre trabaja de día y pelea de noche, con un padre ausente), el intelecto, la libertad, la responsabilidad, la vida misma, la espiritualidad, en fin…?, ¿y usted posee estos conceptos y claridades de modo absoluto?, ¿tiene su destino asegurado y el de sus hijos o hijas?, ¿o quizá hay que apuntar con soberbia e infalibilidad a Toño y sus culpas, y a su ambiente particular, de que este sea un país, culturalmente, -y en expresión chilena- “tira para abajo”?
 
En la televisión, tantos se muestran escandalizados, por la pobreza y la miseria (en el más amplio sentido de la palabra), que sufren tantas personas y familias en Chile, y sin embargo, después de la foto, del video con sello mercantil para subir a Youtube, la construcción de la mediagua por unos días, la entrega de la caja navideña con mercadería, y con el logo de alguna empresa o de una institución pública, ¿quién busca una amistad verdadera y espiritual, con Toño y su familia?, ¿quién les envía una carta en Navidad, pendiente de sanos afectos o de asistirles con un proyecto que los haga emprender?, ¿quién se enamora de un personaje como Marcela, pendiente del amor humano y divino?
 

Esta novela gráfica es magnífica e invita a captar la realidad sin sesgos, además de revelar a una sociedad hipócrita, herida, fraccionada, con dolores agudos y deudas ocultas, irreflexiva, es la expresión más profunda, de la indiferencia social de los seres humanos que –desde una posición de poder, pequeño o grande o de cualquier naturaleza y color-, siempre verán a Toño, a sus padres, a sus vecinos, como seres que padecen un “sufrimiento subjetivo”, aunque hayan padecido enormes injusticias-. Por enseñanza y perspectivas, que nos regala esta obra de Lemebel, ¿quiénes son estas personas -que se creen con una legitimidad genuina en la existencia humana-, y que juzgan de forma destemplada, irracional e inhumanamente a Toño? Son las personas que quieren solucionar sufrimientos, con sufrimientos mayores. Siempre serán dialécticas dadas a la perdición. Esta obra, se recomienda para reflexionar, con espíritu crítico, con voluntad para que las conclusiones puedan permanecer en el tiempo e iluminar la vida cotidiana; de eso se trata.
 

* Hay un ejemplar de regalo disponible.

Lucca.
 
Por Pilar Palacios y Nelson Dániel.
 
Editorial Ocho Libros.
 
Esta es la historia de Lucca, el hijo de los autores. A Lucca, se le había diagnosticado un autismo irreversible. Gracias a la férrea voluntad de sus padres, el ñiño logró superar el sino que le imponía el diagnóstico médico, gradualmente. La situación de mejoría se gatilló, también, por un cambio radical en los alimentos, relacionado con la intervención biomédica y la asistencia de terapeutas destacados. Por otro lado, sus padres, también fueron testigos, de la brutalidad de una Medicina inhumana y mercantilizada.
 
El espacio de tiempo que ocupan textos e ilustraciones, son muchos años. El lector se ve favorecido, por el historial de frases que ha enunciado Lucca, y cómo cada una de ellas, dan cuenta de un amor auténtico, profundo e inocente. Y cómo sus padres le han entregado una ternura, y un amor incondicional. Esta obra, se recomienda para mayor consciencia de la sociedad entera.
 
* Poco antes que, este comentario se terminara de redactar, Pilar, ha informado que Lucca, ha llegado del colegio y juega en el computador, Tony Hawk’s Pro Skater 4, como cualquier niño de 9 años; da gusto saber que Lucca sonríe, y está en una familia que lo ama.

* Hay un ejemplar de regalo disponible.
 

Síntoma (Literatura Gráfica).
 
Editorial Ocho Libros.
 

En efecto, se trata de “Literatura Gráfica”, con mayúsculas intencionales y legítimas. Esta revista es una nueva apuesta de Editorial Ocho Libros, con la que pretende convocar a todos los talentos nacionales del cómic, la novela gráfica, el guión, el dibujo y a cualquier persona con una propuesta estética, con el objetivo de aportar al acervo; de hecho se muestran dibujos con sello muy personal, otros góticos, unos concentrados en las distopías, y en portada, destacan los dibujos del mundo de Rodrigo Salinas. También, Oniri analiza el fenómeno de “Zombies en La Moneda”, entre otros trabajos bien llamativos.
 
El mejor “síntoma” es la visión de su director, Gonzalo Badal, -y su equipo-, que titula la editorial así: “Las puertas están abiertas”. En suma, se saluda, con gesto cordial: ¡bienvenida Síntoma a la “Literatura Gráfica”!

* Hay un ejemplar de la revista, de regalo.

Juanelo, el librísimo.
 
Por Marco Cánepa.
 
http://es.juanelo.net/
 
 
Este es el primer libro que Marco Canepa, -autor omnisciente y omnívoro, amigo y socio del personaje “Juanelo”, publica a propósito de la vida misma de este ser abstracto de color blanco, que posee una anatomía en estudio constante… (vea la injuriosa descripción que se hace en la eclectónica Wikipedia). Juanelo es un genio, un niño, un buscador, un sociópata, un trabajador incansable, con varias aporías. Este libro debería estar idealmente en todas las oficinas públicas y privadas, es una buena forma de lograr eficiencia en el trabajo e inspiración, para encontrarle sentido a la existencia. Todos aman a Juanelo, y otros lo buscan desesperadamente, por cuentas pendientes… ¡Únanse al Juanelismo este 2012!
 
* En las tiras de Juanelo, ocasionalmente, Marco Canepa, aparece como “Can”.

* El narrador, a todas luces, es un ser independiente de Can y de Juanelo. * Confundirse en este dogma, puede traer consecuencias insospechadas.
 
* Hay un ejemplar de regalo disponible, con autógrafo.

Agenda Juanelo 2012.
 
http://www.ludik.cl/agendas2012 <http://www.ludik.cl/agendas2012>

“La Super Full Power Deluxe Mega Pro Ultra Premium Hiper Extra Executive VIP Golden Advantage Platinum Plus Edition con Alitas”; esta es la presentación que se hace de la “Agenda Juanelo 2012”. ¿Qué más podría agregar un modesto comentario en esta columna? Entonces, señoras y señores, aseguren una buena inversión en marzo, so pretexto de parecer buenos padres y cómprenle a sus hijos la agenda de este “descarado” con alma de aventurero. Trae tiras inéditas y autoadhesivos, con las expresiones corporales y faciales de Juanelo (un ámbito discutible) y su versión rockera, mesiánica y The Matrix. Si no comprende el comentario, no se preocupe, la sustancia intelectual del Juanelismo sustituye cualquier incoherencia. Amén.
 
* Hay un ejemplar de regalo disponible, con autógrafo.