Columna de libros: "Chile humano y patrimonial"

Por

“Centenario de 1910: Provincias y comunas de Chile”.

Por  Ricardo Herrera Floody y equipo editorial.

  El presente libro, es una verdadera síntesis de un momento de la historia de Chile; el Centenario de 1910. Es la mayor recopilación chilena de fotografías de época, -algunas inéditas e históricas- y de mapas, realizada por Ricardo Herrera Floody (abogado, coleccionista y ex alcalde de Carahue), que revela con agudeza, la situación de las 250 comunas y 23 provincias, que constituían el territorio de la nación. Son más de 4000 imágenes, en gran formato y de calidad excepcional. Cabe destacar la calidad del papel y la elegancia del diseño. En sus páginas, puede apreciarse con detalles, magníficos paisajes, monumentos, calles, plazas e incluso a algunas autoridades; también vistas panorámicas de diferentes pueblos desde Tacna hasta Patagonia.

Es un volumen de lujo, una enciclopedia fotográfica, tanto por su valor documental como por la novedad de su estructura. Porque estas fotografías del patrimonio, -con independencia del aporte de la colección privada del autor y de otras personas-, tiene diversas y reconocidas fuentes, a saber: Museo Histórico Nacional, Biblioteca Nacional, Biblioteca Severin, Universidad Austral de Chile, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Biblioteca del Congreso de Estados Unidos de América y la Sociedad Filatélica de Chile. Ciertamente, esto redundó en serios y sostenidos esfuerzos de un equipo, integrado también por Pedro Marinelo (asesor fotográfico), Cristián Bogen (quien se encargó del diseño y la diagramación), y Samuel León, (quien trabajó en un adecuado tratamiento de la información histórica). Además, nunca antes se había presentando un texto de esta forma; razón por la cual es un material único y un referente iconográfico de la Historia Fotográfica y Postal de Chile, y una fuente fidedigna para expertos.

Ahora bien, el autor, nos presenta una línea argumental con varios elementos contundentes; reflexiones a modo de perspectiva hacia el pasado, una comprensión bien intencionada y con más de alguna aporía respecto del presente, y una meditación sagaz del porvenir colectivo e individual. En este sentido, pregunta, con ánimo de diálogo: ¿qué nos pasó?, ¿en qué momento perdimos el rumbo? Acaso observando con pericia un momento de mayor integridad social, a propósito de la generación referida, -que en lo aparente, poseía una visión más optimista respecto del futuro-; esta idea, resulta lógica, en especial si el análisis, se profundiza con una comparación bastante sencilla, con el momento y situación actual de Chile, en el más amplio y perfecto sentido de la palabra. Es patente, que en las consideraciones que manifiesta el autor, tanto en lo visual-estético como en el lenguaje, se trasciende la arquitectura o la exclusiva difusión del valor patrimonial chileno; tiene la propiedad y acento de una constante búsqueda de un patrimonio intangible e identidad del pasado, cuyos valores esenciales, no sólo pretenden destacarse para la nostalgia, sino que también se manifiestan como una contemplación sapiencial, en relación a los orígenes, a las primeras motivaciones de una patria, y cómo vivían, pensaban y sentían los antepasados, en sus pueblos y ciudades.

Por último, este libro está legitimado por la Biblioteca del Congreso, y se ha presentado como un aporte auténtico a la historiografía por la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam). Está a disposición del lector en las principales librerías, y como un texto de indiscutible lucidez y belleza iconográfica. Mayor información, se puede obtener en la página www.comunasdechile.com <http://www.comunasdechile.com/> .

  * Mayores análisis en la FAN PAGE de la Columna de libros – Publimetro Chile, en Facebook.

Chile, rostros.

Por Nicolás Piwonka.

Editorial Ocho Libros.

www.ocholibros.cl <http://www.ocholibros.cl/>

 
Otra vez, esta columna refiere uno de los trabajos de Nicolás Piwonka Zañartu, y se hará cuantas veces sea preciso; talento nacional que debe difundirse y que constituye una inspiración, objetivamente y sin ánimo de panegírico, para las generaciones más jóvenes. Labor que este fotógrafo ha llevado a cabo, por más de 30 años, dicho sea de paso.

  El presente libro, es una aventura sagaz que busca la identidad nacional, documentando, la materialidad de los rasgos humanos característicos, en diferentes lugares de Chile; aquí, las imágenes de los seres humanos, no son capturadas al azar, sino que están enfocadas a comprender el haber cultural, el paisaje, clima y geografía, las herramientas, trabajos y formas de vivir. Pretende investigar esa materialidad, en la que se acoge un patrimonio intangible, diverso, creativo y que representa hasta cierto punto, un verdadero misterio.

Este artista, recorre sin miedo todo el territorio nacional; hay rostros de niños, jóvenes, ancianos, indígenas, personas que sufren de alguna discapacidad, o trabajadores en las calles, en el mar, en el campo, en el bosque. Todos ellos reflejan vitalidad, entusiasmo, talentos artísticos, profundas tristezas, “lo que algunos no quieren ver”, alegrías, tradiciones espirituales y gastronómicas, que avanzan, muchas veces, heroicamente a través de la vida contemporánea.

El libro posee, textos con estadísticas y datos sobre pobreza, discapacidad, festividades religiosas y populares, condiciones del suelo agrícola y forestal, la situación de los pueblos indígenas, y hasta el consumo nacional de maíz, leguminosas y tubérculos, o el pan (en el que los chilenos lideran); información atingente. No hay forma que Piwonka pierda el ritmo, siempre sorprende y su talento tan especial, parece haber sido otorgado por los dioses, es decir, no pierde de vista la materialidad ni esfuma sus trabajos en cuestiones etéreas: ha sabido encontrar el tesoro de lo espiritual-real, en la individualidad, única e irrepetible, en el haber mortal. Piwonka no aburre ni se tropieza, provoca tensión, emociona y hace pensar, es libre y coherente, e ilumina la realidad cotidiana, sin duda; seguro, conformará una nueva experiencia para el lector.

 

* Hay un ejemplar de regalo para los lectores de esta columna.

Chile Pumalín / Corcovado.

Por Nicolás Piwonka Zañartu.

Editorial Ocho Libros.

  Este libro, es el resultado de un trabajo al que Nicolás Piwonka, le dedicó siete años, por encargo de la Fundación Pumalín. Recorrió el Parque Pumalín (declarado Santuario de la Naturaleza, el año 2005), por tierra, aire y mar. Habría que agregar que se creó en esas latitudes, además, el Parque Nacional Corcovado, con extensos territorios fiscales y con aportes del empresario norteamericano Douglas Tompkins y su esposa Kris; de hecho, se preservan un total de 584.00 hectáreas, de una de las zonas más puras del planeta Tierra.

Esta es la belleza magnífica presente en estas páginas, con el sello de Piwonka:  260 especies de árboles, arbustos, hierbas y helechos; 42 especies de mamíferos y 71 aves; 91 lagos y lagunas, y 23 ríos principales; 88 kilómetros de bordemar; 17 cumbres sobre los 1500 metros; dos volcanes; 500 personas han trabajado desde sus inicios; 10.000 m2, construidos en los accesos. Todo lo anterior, se puede disfrutar gracias a senderos especiales para caminantes, sectores de camping, excursiones disponibles por tierra y mar, y una agradable área con centros de información, cabañas, e incluso, restaurantes. Sin olvidar al sólido equipo humano, que se ocupa de las tierras anteriormente intervenidas por el hombre, con una metodología de trabajo modelo: hay cría de animales sin ningún tipo de confinamiento, producción de miel y quesos, artesanía de tejidos de lana y huertos orgánicos; actividades agrícolas, en armonía con el medio ambiente.

Estas imágenes conforman un todo esférico, un esmalte brillante, una cohesión que trasciende  y pretende compartir una visión fidedigna con el lector, o con las millones de personas que no han tenido ocasión de tomar cosnciencia de la importancia de esta biodiversidad, como patrimonio, garantía para el futuro y ejemplo de identidad.

 
* Hay un ejemplar de regalo para los lectores de esta columna.