Fundador del "Partido Pirata": “Vamos a echar abajo la industria musical"

...y en 20 años vamos a ser una fuerza política en el mundo”, predice Rick Falkvinge. Con la ley Sopa, Megaupload y Cuevana en las noticias, ¿qué mejor momento para escuchar a uno de los hombres más influyentes del mundo?

Por Elisabeth Braw / Publimetro Internacional

Tiene sucursales en 50 paí­ses. Cuenta con miembros de los parlamentos y munici­pios. El Partido Pirata, funda­do hace sólo seis años, es hoy la agrupación de más rápido crecimiento entre los votantes menores de 30 años. Su mensaje central: la piratería en Internet debería ser legal.

“Partido Pirata”: ¿no es un nombre muy provocador?
-No es tanto una provocación, es una muy fuerte y poderosa imagen de marca. Si no nos llamamos a nosotros mismos Partido Pirata y definimos lo que significa, nos van a llamar Partido Pirata de todos modos sin definir lo que significa. Si estas personas nos llaman piratas por la defensa de los derechos civiles y la libertad de expresión, entonces estamos orgullosos de ser piratas.

¿Es la piratería una nueva forma de vida?
-En las últimas décadas, el tema más importante en 17 años fue el medio ambiente. Como resultado, hemos visto con éxito los partidos verdes existentes en todo el mundo. Pero eso ha cambiado y los temas verdes ya no son el tema principal. La privaci­dad, la transparencia y la libertad lo son. En la década de 1960 las palabras claves pa­ra los jóvenes eran la paz y el amor. Hoy en día es la aper­tura y la libertad de expresión.

¿La industria de la música se está volviendo obsoleta?
-El sector de la distribución ya está obsoleto. No se pue­de cargar el 93 por ciento de un pastel para mover la información digital del punto A al punto B. Eso no sólo es­tá obsoleto, es repulsivo. Sin embargo, hay muchos servicios para los artistas, como la mezcla y remezcla, que creo que no sólo van a sobrevivir, sino que van a prosperar.

¿No sientes lástima por todos los artistas que están perdien­do ingresos debido a la piratería?
¡-No, en absoluto! Los músicos no venden discos. Las discográficas venden discos. Los ingresos de los músicos ha aumentado en un 114% desde el lanzamiento de Napster, y un 28% más de músicos están haciendo dinero de su arte. La gente que está ganando menos dinero son los intermediarios, que solían tener un recorte enor­me con los artistas. Hay que sacar a esos bastardos fuera del mercado de inmediato.

El Partido Pirata no tiene una política en ámbitos proselitistas importantes. ¿Por qué debemos tomarlo en serio?
-Cualquier partido que se ha extendido a más de 50 países y se está convirtiendo en el más grande entre los votantes menores de 30 años está aquí para quedarse. El movimiento liberal hace 120 a­ños, el movimiento obrero hace 80 años, el movimiento verde hace 40 años comenzaron como movimientos de protesta. La idea era, “en realidad no sabemos lo que queremos, pero no queremos es­to”. El movimiento verde, por ejemplo, se opuso a la contaminación, y después de un tiempo formuló una política. Estamos pasando por e­so ahora mismo. Vamos a ser el próximo gran movimien­to político.

¿Están desarrollando una política exterior y una política de de­fensa?
-Sí. Un punto de partida para la política exterior sería animar a los ciudadanos de todo el mundo para exigir a sus go­biernos habilitar la seguridad de datos de los ciudadanos, a no distorsionar las es­cuchas telefónicas y a terminar con el espionaje de los gobiernos autoritarios.

¿Qué pasa con la economía? 
-Cuando el movimiento obrero llegó fue acusado de lo mismo. La gente decía, “no se puede iniciar un partido, exigiendo salarios más alto”. Uno de los mejores in­ventos de la humanidad es Internet, que trae consigo inmensas ganancias de efi­ciencia en la distribución de todo lo sea digitalizable, ya sea la cultura o la infor­mación. Estamos luchando para utilizar estas efi­cien­cias. Eso es bueno para la economía.

Protestar es más divertido que pensar en los detalles de una propuesta de ley. ¿No es éste un punto en que el Partido Pirata podría tropezar?
-Por supuesto. Cada partido que no es parte del gobierno es un partido de protesta. Solíamos ser activistas. Pero nos dimos cuenta de que los responsables políticos necesitaban una amenaza específica. Si les decimos simple­mente que no están ha­ciendo un buen trabajo, ¡no les importa!.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo