Columna de Vardoc: Conociendo "Minecraft"

Por

Estamos acostumbrados a creer que para que un videojuego sea interesante y valga la pena jugarlo debe tener una excelente calidad gráfica y una trama muy elaborada, pero Minecraft nos hace entender que lo anterior, no significa nada.

Por su originalidad y por su simple estilo gráfico en 8 bits, “Minecraft” se ha posicionado como uno de los videojuegos más populares de 2011, consiguiendo hasta el 19 de febrero de este año, superar los 22.400.000 usuarios registrados y más de 5.000.000 ventas ¿Pero qué es lo que tiene “Minecraft” que atrae a tantos gamers? La respuesta es fácil, es un juego donde lo único importante es tu creatividad. “Minecraft” se basa en la construcción en un ambiente tridimensional y donde todo está armado por bloques cúbicos. Cada cubo representa distintos materiales desde la roca, arena, oro, etc. Lo entretenido está en que uno puede moverlos libremente en el paisaje e ir construyendo lo que queramos.

El juego no sólo se divide en regiones geográficas con climas determinados, desiertos, bosques, etc., sino que el mundo también se encuentra poblado por Mobs – criaturas móviles como animales (ovejas, cerdos, etc,)  y monstruos (zombies, arañas, esqueletos, lobos, etc.) – y su aparición dependerá del nivel de iluminación que exista, es decir que entre menos luz exista aparecerán más enemigos. 

Además,  posee un modo “Survival” donde los jugadores tienen una barra de vida, tienen que alimentarse, construir armas y sobrevivir a los ataques espontáneos de los monstruos, los que  pueden recibir daño y morir. Por último, existe también otro modo llamado “Hardcore” que tiene la misma modalidad del “Survival” con la diferencia que la muerte del jugador es permanente siendo borrado del mundo.

El juego a simple vista parece no requerir de un computador muy potente, pero lamentablemente es todo lo contrario. Se necesita un equipo de nivel estándar (Procesador con doble núcleo de 1.5 GHz y 1 GB de ram como mínimo) para que el desempe­ño del juego no se vea comprometido. Lo anterior no es tanto por el nivel gráfico  que se maneja, ya que en realidad todo el mundo de “Minecraft” es “pixeleado” (de baja resolución por lo que la imagen se ve a un tamaño donde cada pixel es visible), sino más bien por la cantidad de información que almace­na el juego al momento de ejecutarse en tu computador, ya que cada mundo “creado” es único y totalmente aleatorio.

Desde hace aproximadamente un año que lo juego, pero lamentablemente de forma esporádica, algunas veces me entra el instinto de supervivencia y me coloco a jugar en Survival y recorrer el mundo que acaba de crearse.

Algo bastante bueno a recalcar es que “Minecraft” normalmente se somete a arreglos o “fixes” que son bastantes complejos. Pero vale la pena, cada nueva actualización hace que sea mucho más completo el sistema de juego agregándole desde nuevos enemigos a nuevas formas de construcción.

Si bien podría seguir entregándoles información o explicitando de forma detallada el mundo de Minecraft, es necesario que, como futuros jugadores de éste, lean y se enteren de cómo funcionan las cosas, ya que al ser del género “Sandbox” o mejor dicho “mundo abierto” es fácil perderse debido a la misma libertad que te entrega.

Lo que me ha llamado la atención es que “Minecraft” es un juego apto para todas las edades, e incluso, tengo que reconocer que mi hermana es una de las fanáticas más grandes de este juego, dedicando la mayor parte de su tiempo en construir casas con sus amigos, ya que puede ser jugado online en servidores creado por amigos o uno mismo.

Todo lo que se construye en “Minecraft” es gracias a ti, a tus decisiones, a tu creatividad y donde todo lo que construyas es 100% modificable ¿Quieres destruirlo todo? Adelante, en “Minecraft” es posible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo