Muere el asesino de Toulouse: Policías franceses no lograron capturarlo vivo

Por

Con un fuerte tiroteo, de menos de 10 minutos, en torno a la casa donde se atrinchera desde el miércoles el yihadista Mohamed Merah ha concluido el asalto. Las autoridades no han logrado capturarlo vivo como pretendían. Merah ha muerto tras oponer resistencia, según fuentes policiales. Poco antes, se han oído tres detonaciones y han llegado al lugar una ambulancia y un vehículo de bomberos. La operación ha dejado tres policías heridos, incluido uno grave. 

Durante la noche, la policía recurrió a una estrategia de desgaste para intentar capturar al yihadista, autor confeso de las muertes de siete personas en esta ciudad y la vecina Montauban (suroeste del país), con vida. Según fuentes del Ministerio del Interior, la estrategia elegida ha sido “la del menor riesgo”. “No queremos un hombre muerto”, señalaron al diario Le Monde.

La policía no ha tenido contacto con el sospechoso desde el miércoles por la noche, lo que ha generado dudas sobre si está vivo o no. “No ha habido movimientos durante la noche. Esperamos que siga vivo”, ha declarado el ministro del Interior, Claude Guéant, en una entrevista matutina. “Pese a nuestros intentos persistentes para restablecer contacto a voces o por radio, no ha aparecido”, según Guéant. El último contacto con él fue a las 22.45 del miércoles, cuando en principio había anunciado que se entregaría, cosa que no hizo. Pero en ese momento, según el ministro, “entró en otra lógica: ha declarado que quería morir con las armas en las manos”.

El ministro de Exteriores, Alain Juppé, ha asegurado esta mañana que el pequeño número de yihadistas franceses “está controlado” y que, de hecho, el sospechoso “había sido interrogado recientemente por las fuerzas de seguridad”, informa France Presse. Juppé ha asegurado que entiende que “uno se pregunte si ha habido errores por parte de los servicios secretos”, ha añadido que desconoce si los ha habido pero que en todo caso el asunto será investigado.

Tres violentas explosiones han sacudido durante la noche del miércoles al jueves el edificio de Toulouse donde se encuentra atrincherado. Una estrategia para derrumbar psicológicamente al asesino. El edificio donde reside Merah fue sitiado por la RAID, una unidad de élite de las fuerzas de seguridad francesas, en la madrugada del miércoles. Poco después de oírse las explosiones, fuentes del Ministerio del Interior han asegurado que las bombas tenían como objetivo “intimidar” al joven. La primera de ellas reventó la puerta de acceso a la vivienda, según la agencia France Presse.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo