Creador de "Angry Birds" con Publimetro: “Los juegos son buenos para el cerebro”

Mientras usted lee esto, las personas que están a su lado en el bus o en el Metro están jugando “Angry Birds”, el juego que ha cautivado al mundo entero con sus iracundas pero graciosas aves que catapultan cerdos. Su nuevo juego está basado en el espacio. Pero Peter Vesterbacka, el creador de “Angry Birds”, apunta todavía más alto: quiere conseguir que todo el mundo haga ejercicio, con “Angry Birds”, por supuesto.

Por Elisabeth Braw / Publimetro Internacional

El título de Peter Vesterbacka es “El Águila Poderosa” (Mi­ghty Eagle). Esto significa que él es el gurú que está de­trás de los juegos de “Angry Birds”. Publimetro Interna­cional se encontró con Ves­terbacka que llevaba, como suele ha­cerlo, una capucha de “Angry Birds”, en la embajada finlandesa en Londres.

Gente muy ocupada se dedica horas a jugar “Angry Birds”. ¿Qué le dice esto a usted de la sicología humana?
-Hoy día en día, todo el mun­do vive ocupado. “Angry Birds” es una pausa que le per­mite a uno escaparse de la realidad, aunque sea por unos pocos minutos, para luego regresar y enfocarse en sus labores. Es un hábito muy saludable. Es como irse de vacaciones: las personas en los países nórdicos toman vacaciones largas, pero cuan­do trabajan, su productividad es muy alta. Jugar “Angry Birds” o irse de vacaciones es cuidar de uno mismo.

Recientemente una revista calculó que “Angry Birds” le cues­ta sólo a EEUU $1.5 mil millo­nes en pérdidas de productividad al año. ¿Se siente culpable al respecto?
-Se pueden hacer estos estudios, pero eso no significa que la gente siempre está trabajando. Mira las proporciones. La gente juega “Angry Birds” quizás durante dos horas al mes -pero le dedican 158,5 horas mensuales a ver televisión. Cuando ves televisión, te echas hacia atrás y miras la pantalla. Cuando juegas “Angry Birds”, te echas hacia adelante y usas tu cerebro. Estás activo, no pasivo.

Entonces, ¿”Angry Birds” no es una pérdida de tiempo sino una forma de recargar el cerebro?
-Absolutamente, así es. Jugar estos juegos es realmente positivo. ¿Sabes por qué los chicos finlandeses hablan mejor inglés que las chicas? Porque juegan más, y los juegos están en inglés. No hay razón alguna para no hacer del aprendizaje algo diverti­do; y los juegos como “Angry Birds” hacen eso. Incidentalmen­te, esa es la misma razón por la cual estamos inaugu­ran­do parques de actividades de “Angry Birds”: ¿por qué no hacer de la actividad física algo divertido? Puedes hacer una carrera de cinco kilómetros, lo cual está muy bien, pero no todos piensan que es entretenido. Con nuestros parques de actividades queremos hacer de la actividad física algo placentero. Queremos que haya parques de actividad “Angry Birds” por todo el mundo, para que puedas visitarlos a pie o en bicicleta.

¿En qué momento te diste cuenta de que habías logrado algo genial con “Angry Birds”?
-Fue nuestro juego número 52. La primera vez que lo supimos fue cuando Niklas, uno de nuestros cofundadores, visitó a sus padres en Navidad. Le mostró “Angry Birds” a su madre, y ella no paró de jugar durante toda la temporada. Aunque crees un “gran juego”, nunca sabes lo que pueda pasar. Hay un montón de juegos estu­pen­dos por ahí que nunca lo lo­gran. Si lo de hacer juegos te lo tomas en serio, necesitas tomarte seriamente lo del mercadeo también.

¿Qué tipo de mercadeo?
-Nosotros no gastamos dinero en publicidad tradicional. Todo lo que hacemos tiene que ver con eventos especiales, como el de lanzar “Angry Birds Space” en el espacio con la Nasa. Ningún otro jue­go se ha lanzado en el espa­cio. Pensamos, ¿y por qué no? Y por supuesto, trabajar con la Nasa significa que “Angry Birds Space” también es muy educativo. “Angry Birds” tie­ne el mejor libro de física en Amazon en este momento. Demuestra que la marca va desde el juego hasta los libros animados.

¿Qué te inspira?
-El secreto es que tienes que estar un poco loco. Nosotros queremos cambiar el mundo, y tú tienes que estar un poco loco para creer que puedes hacerlo.

Muchos creyeron que estábamos locos cuando dijimos que queríamos obtener 100 millones de descargas, y ya tenemos 700 millones.

En otras palabras, pensar como un loco no es tan loco.
-Exactamente. No tienes que estarlo, pero ayuda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo