La huelga general en España se desarrolla con un seguimiento desigual

Por

La huelga general convocada en España contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy se desarrolla con un seguimiento desigual, más destacado en la industria y los transportes y con escaso apoyo en los servicios.

Los sindicatos cifraron hoy en un 85 % el seguimiento en las primeras nueve horas de la jornada de huelga, porcentaje que caerá, a su juicio, hasta un 75 % una vez que se incorporen los datos de la Administración, la enseñanza, la sanidad y el comercio.

Por su parte, el Gobierno asegura que la huelga está teniendo escasa incidencia a juzgar por los datos de consumo de electricidad y el funcionamiento con normalidad de las administraciones públicas, los centros comerciales y los bancos.

“La normalidad en los centros de trabajo españoles es muy elevada”, resumió la directora general de Política Interior, Cristina Díaz.

La huelga de 24 horas, convocada por los sindicatos mayoritarios Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), coincide con los primeros cien días del Ejecutivo de Mariano Rajoy, que presentará mañana unos presupuestos con drásticos recortes para cumplir con el objetivo de déficit del 5,3 % del PIB.

Mientras el Gobierno cree que el impacto de la huelga es “claramente inferior” al del paro convocado en septiembre de 2010 en contra de la reforma laboral aprobada por el entonces Ejecutivo del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, los sindicatos consideran que es superior.

La participación durante el turno de noche superó “con creces” el 90 % en los sectores de la recogida de basura, limpieza diaria e industria, según los sindicatos, que criticaron el gran despliegue policial que, en su opinión, hay en las ciudades.

En la educación, un 70 % de los empleados secundan la huelga, según los sindicatos convocantes, que también protestan contra los “recortes” educativos.

Durante la jornada, se han contabilizado nueve heridos leves, entre ellos seis agentes, y 58 detenidos.

La normalidad está siendo la tónica dominante tanto en los hospitales públicos de Madrid como en las cafeterías y bares de todo el país.

Las patronales CEOE y CEPYME aseguraron que el seguimiento depende de los sectores y de las regiones, y que es más acusado en la industria y en el norte de España.

Las asociaciones de trabajadores autónomos aseguran que apenas el 17 % de los negocios secundan el paro.

En el sector aéreo, hasta las 07.15 horas GMT habían operado 246 vuelos en los aeropuertos españoles, donde la normalidad preside la jornada de huelga, según el gestor aeroportuario Aena.

Con la convocatoria de la huelga, la octava de la democracia en España, los sindicatos protestan por la nueva legislación laboral aprobada en febrero pasado por el Gobierno del conservador del Partido Popular (PP), reclamada por la patronal española y organismos internacionales como el FMI.

Los sindicatos creen que la reforma -una de las primeras medidas aprobadas por el Gobierno de Rajoy- daña los derechos de los trabajadores, abarata el despido y no servirá para crear nuevos empleos en un país que tiene 5,2 millones de desempleados, el 23 % de la población activa, con la economía entrando en recesión.

El Ejecutivo argumenta, sin embargo, que el alto desempleo es la razón principal por la que es necesaria la reforma, que pretende flexibilizar el mercado de trabajo.

 

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo