Crítica de discos, por Ignacio Lira: Project X y The Ting Tings

Por

Project X – Soundtrack
nota ▪▪▪▫▫

La película “Proyecto X” (actualmente en cines), cuenta la historia de un cumpleaños adolescente que tira la casa por la ventana, y pasa rápidamente de ser la mejor fiesta del mundo a un desastre fuera de control. Sencilla y sin muchas pretensiones, saca hartas risas y, lo mejor, te deja con ganas de salir de parranda. El mérito, además de las escenas con “cámara casera”, lo tiene su banda sonora, canciones que efectivamente son de “carrete gringo”, y que compiladas en este disco podrían musicalizar sin problemas un “Proyecto X” local.

Compuesto básicamente de remixes y una que otra dosis de hip-hop, la electrónica machacona domina el soundtrack, donde brillan las reversiones de “Heads will Roll”, original de Yeah Yeah Yeahs, a cargo del canadiense A-Trak; y la que domina la cinta desde el trailer: “Pursuit Of Happiness” de Kid Cudi, pero que en manos del DJ Steve Aoki se eleva a un pulso infernal.

Por lo mismo, la energía del álbum se vuelve un poco abrumadora escuchada en un contexto no-fiestero. Puede agotar en el living de una casa, o en los audífonos durante una caminata. Para efectos bailables, por otro lado, está ideal. Se echan de menos algunos hits de la vieja escuela rap que están en la película pero no acá, como “We Want Some Pussy” de 2LiveCrew y “Push It” de Salt N’ Pepa. A falta de ellas, sí aparece la más contemporánea “The Next Episode” de Snoop Dogg y Dr. Dre, que no hace más que mejorar con los años.

The Ting Tings
nota ▪▪▫▫▫

El explosivo debut de estos ingleses el 2008 alcanzó para 3 años de singles, giras y la promesa de una intesante y energética renovación en el pop. Tal vez por los compromisos y la agenda de conciertos, tal vez por la sequía de ideas, el retorno de Ting Tings se tomó más tiempo de la cuenta.

“Sounds From Nowheresville” reafirma el credo electropop del dúo, y con mayor espacio al sonido 80s, logra buenos momentos en “Hang It Up”, “Hit Me Down Sonny” y “In Your Life”. Después, no hay mucho más. El número de tracks (10) también se vuelve mezquino, y aunque no llegan a caer en la dramática “crisis del segundo disco” que ha afectado a tantos, este nuevo álbum se hace poco para 4 años de ausencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo