Inés Pérez rompe su silencio y confiesa que tiene temor de salir a la calle

Por

Luego de dos meses y medio de su caso, Inés Pérez Concha, rompió su silencio. En entrevista con la Revista Sábado de El Mercurio, la joven madre relató que prácticamente vive confinada en su casa y que se mantiene con tratamiento sicológico de tres sesiones a la semana.

El pasado 15 de enero la mujer sufrió cientos de miles de ataques telefónicos y por internet tras conocerse una entrevista suya en Chilevisión, donde dejaba entrever una dura discriminación contra las empleadas domésticas. Sin embargo, días después, se conoció la entrevista completa, la cual cambiaba el contexto de sus dichos.

“Estoy con mucho miedo, me cuesta mucho salir y enfrentarme a un montón de gente y no saber si esa gente es la que me amenazó, la que me hizo llamadas por teléfono. Sólo salgo en ocasiones muy puntuales, cuando Guillermo (su marido) no ha podido”, comenta la joven madre.

En la entrevista relata uno de los episodios que le tocó vivir, donde recibió una amenaza de dos mujeres en un control médico: “Pasaron por detrás mío, se rieron y una le dijo a la otra: “Bueno ¿le pegamos o no le pegamos la patada”.

Consultada por qué decidió no hacer declaraciones durante todo este tiempo, explicó que “la verdad es que perdí total confianza en cualquier persona. Por esa razón no hablé, porque todo lo que hablara podía ser usado en mi contra”.

En cuanto al día que conoció la entrevista, dijo que “ver esos 20 segundos para mí fue como si el mundo se me viniera encima. Fue ver todo negro. Me pasé mil historias por la cabeza ¿Qué iba a ser de nuestras vidas de ahora en adelante? ¿Cómo íbamos a enfrentar lo que se venía encima?”.

Luego que se conociera la entrevista completa, Inés Pérez comentó que “sentí un poco de alivio. Pero también que ya nada podía reparar el daño que se me había ocasionado”. Sostiene: “El canal se encargó de que yo fuera el ícono de la discriminación en Chile”.

Agrega que “sentí que mi vida cambió por completo. Lo único que pido hoy es volver a tener la libertad que tenía antes. Salir a la calle y que nadie me reconozca, no estar viendo a las típicas señoras que cuchichean y no tener el miedo permanente que tengo”.

Inés Pérez también dijo que hubo gente que la insultó y que tras conocerse la entrevista completa le escribió para retractarse, asegurando que dice no sentir rencor por la gente que la amenazó, ya que, sostiene, ellos creyeron lo que el canal les mostró”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo