Insólito: Dos familias se disputan a un bebé varón y rechazan niña entregada por error

Por

Dos familias se disputan la paternidad de un niño y rechazan la de una niña tras la confusión provocada por un error del personal de un hospital de Jodhpur, en el oeste de la India, informó hoy a Efe una fuente del centro sanitario.

Ambos bebés nacieron hace una semana y siguen ingresados hasta que se determine cuál es la familia biológica de ambos mediante exámenes de ADN, ya que los progenitores prefieren tener un varón, como es habitual en la India.

La niña no fue solo rechazada por ambas madres, sino que incluso estuvo sin tomar pecho durante la primera semana, ya que la madre a la que le fue asignada no la tomó hasta hoy en su pecho, según un responsable del hospital Ummed de Jodhpur, Narendra Changari.

Fuentes del hospital explicaron al diario local Indian Express que el problema comenzó la noche del pasado viernes 25 de marzo, cuando Punam Kanwar y Reshma Devi dieron a luz casi sucesivamente en el mismo paritorio y sus bebés fueron confundidos.

Según los responsables del hospital, Punam había dado a luz a una niña pero los cuidadores le llevaron erróneamente el niño y tras darse cuenta se lo retiraron, lo cual provocó su queja y la de su marido ante la policía tras afirmar que el varón era suyo.

En los días posteriores, los responsables hospitalarios realizaron exámenes de sangre de los bebés que, según ellos, confirmaron que la niña era hija de Punam Kanwar, pero ella y su pareja reclamaron pruebas de ADN para admitir su paternidad.

La resistencia de ambas parejas a aceptar a la pequeña tiene que ver con el valor que se da en la India a tener hijos varones, muy por encima de la crianza de niñas, lo cual lleva incluso a incurrir en irregularidades para obtener el deseado niño en la familia.

El rotativo The Hindu recuerda casos anteriores ocurridos en este estado en los que hubo incluso sobornos de padres a personal sanitario para que cambiaran bebés en función de su sexo.

Fuentes citadas por este diario afirmaron que Reshma Devi, a quien el hospital “asignó” el niño ya ha tenido tres hijas mientras que era el primer parto de Puman, a quien se le atribuye la pequeña.

La legislación india prohíbe que los ginecólogos digan a las embarazadas el sexo de su bebé para evitar que haya abortos de futuras niñas, una práctica muy común en este gigante asiático, en donde, sobre todo por ese motivo, hay más hombres que mujeres.

Según datos del censo publicado en 2011, en Rajastán -uno de las regiones más conservadoras del país en el ámbito familiar- hay solo 883 niñas menores de seis años por cada 1.000 niños de la misma edad.

 

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo