Se burlaron de su inglés y mató a siete en universidad de California

Por

El hombre que mató a siete personas e hirió a otras tres en una universidad en California estaba molesto porque se habían burlado de la forma en que hablaba inglés, destacó este martes el jefe de policía en Oakland, Howard Jordan.

El atacante, un inmigrante de Corea del Sur quien vivió en el estado de Virginia y recientemente se mudó a la Bahía de San Francisco, había enfrentado burlas de sus ex compañeros de la Universidad cristiana coreana Oikos, donde la víspera perpetró el tiroteo.

“Lo trataron sin respeto, se burlaron de él. Hicieron mofa de su escaso (dominio del ) inglés. Lo aislaron” y lo hicieron sentirse despreciado, dijo Jordan en una conferencia transmitida en la cadena ABC.

El jefe policial describió al sospechoso detenido, One Goh, de 43 años de edad, como un hombre caótico que acudió a la Universidad Oikos con clara intención de matar.

El hombre primero amagó a estudiantes al mostrarles el arma que portaba, un revolver calibre 45, pero cuando algunos alumnos perdieron el control, el hombre se molestó, ordenó a un grupo pararse ante una pared y ahí les disparó.

En el acto murieron cinco mujeres estudiantes, momentos después una más perdió la vida. Goh mató a otro hombre a quien robó su auto para huir.

En sólo minutos, la policía, el Equipo de Tácticas y Armas Especiales (SWAT) y agentes de la administración para control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) cercaban la universidad, pero One Goh fue capturado en un centro comercial coreano a unos kilómetros de ahí.

El jefe de policía dijo que Goh había llegado de Virginia, donde enfrentaba dificultades financieras, para estudiar enfermería en California y tratar de estabilizarse económicamente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo