Crítica de discos, por Ignacio Lira: “Up All Night”

Por

One Direction – “Up All Night”
nota
▪▪▫▫▫

La receta es antigua e infalible: tome unos 4 o 5 jóve­nes carismáticos, fotogénicos y, opcionalmente, afinados. Pón­­galos a cantar so­bre amores perdidos, fiestas alocadas y romances urgentes, con una sonrisa. Lue­go, siéntese a esperar los millones.

La última versión de este ejercicio histórico es “Up All Night”, el disco debut de One Direction, lo más nuevo que tiene para ofrecer la siempre generosa industria del pop británico. Desde los primeros Beatles a las Spice Girls, pasando por Take That, en la isla hay una gran tradición ­­­m­ane­jan­­do la alquimia para generar éxitos donde música y marketing van de la mano.

El origen de One Direc­tion está en el programa bus­ca-talentos “X Factor”, de don­­­­de salieron sus integrantes. Tras lograr el tercer lugar de la compet­encia, fueron entrenados y preparados con dedicación por un equipo de hacedores de hits (encabezados por Si­mon Cowell, jura­do del es­pa­cio televisivo) pa­ra salir a conquistar el mercado.

El álbum abre con “What Makes You Beautiful”, el ca­ballito de batalla que es to­do lo que debería ser una ­­­­­­­­can­­­­­c­ión pop adolescente: un pe­gajoso riff de laboratorio “pres­tado” del soundtra­ck de Grease, palmas y “uohohohs” en los coros. Éxito garantiza­do si además sumas a quie­nes ponen sus voces y caras: cinco chicos británicos sacados del manual de las boy-bands: el rubio, el moreno, el sensible, el rebelde, el payaso del grupo. Todos carilindos y buena gente, elija el suyo.

Agregue baladas (“Save You Tonight”) y canciones de fiesta (“One Thing” “Tell Me a Lie”). Mezcle y sirva. El resultado es un producto tan inofensivo como bien facturado, con una irresistible dirección al corazón del target que mueve al mundo del pop: niñas de 15 años. Las mismas que en los tempra­nos 90 gritaron por New Kids On The Block y que a finales de esa década se enamoraron de los Backstreet Boys. Y de los N’Sync y de los Jonas Brothers. Es el ciclo natural de la idolatría teen, y como tal, es muy probable que para cuando los mayores de 25 se aprendan los nombres de estos chicos, ya hayan sido reemplazados por el nuevo sabor del mes.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo