Caso J. Fernández: Aceptan renuncia de alto general por demora en entrega de antecedentes

Por UPI

El comandante el jefe de la Fuerza Aérea (FACh), general Jorge Rojas Ávila, anunció este sábado que decidió aceptar la renuncia del jefe del Comando de Combate de la institución, general Carlos Bertens, por el atraso en la entrega de antecedente sobre el accidente que afectó al avión CASA 212 en Juan Fernández, el viernes 2 de septiembre de 2011.
 
Al hablar en la Base Aérea Los Cerrillos, el general Rojas dijo que “la Fuerza Aérea de Chile no minimiza en ningún sentido la importancia de la discrepancia detectada, es por ello que como consecuencia del retraso en el análisis y entrega de esta información he decidido aceptar a renuncia del general de Aviación Carlos Bertens, comandante del Comando de Combate presentada con fecha de hoy, sábado 14 de abril, la cual será elevada al señor ministro de Defensa Nacional para su consideración”.
 
El jefe castrense sostuvo que “la ciudadanía puede confiar en que la Fuerza Aérea de Chile respetará irrestrictamente el dictamen que las investigaciones en curso arrojen al final de este proceso y que adoptará cono todo el rigor que corresponde las medidas que surjan de estos fallos”.
 
Igualmente señaló a la prensa que “la Fuerza Aérea quiere reiterar su total compromiso de la verdad y con la transparencia y que seguirá contribuyendo con todo lo que corresponde para que se esclarezca lo ocurrido en septiembre pasado”.
 
El general Jorge Rojas precisó que la FACh “no piensa que haya irregularidades, estamos en un proceso investigativo que va entregando antecedentes en la medida que se investiga, por lo tanto cuando vayan surgiendo nuevos antecedentes serán entregados oportunamente a los tribunales de justicia y a la investigación sumaria administrativa que sustancia la Fuerza Aérea”.
 
El jefe castrense se refirió al tema tras dar a conocer un informe de la Junta Investigadora de Accidentes que estableció que el avión CASA 212 accidentado en Juan Fernández habría despegado con un exceso de peso de 165 kilos, equivalente a 2% por sobre del máximo de despegue.
 
A través de ese documento se indica que “este informe fue puesto de inmediato a disposición del ministro en visita Juan Cristóbal Mera, y a través de la presente a la ciudadanía, como corresponde con nuestro compromiso con la transparencia”.
 
Igualmente se explica que “el efecto que este antecedente pudiera haber tenido en el accidente será determinado por la investigación que se encuentra en curso. Sin embargo, el mismo informe consigna que al momento del accidente, la aeronave se encontraba dentro de los parámetros de controlabilidad de vuelo recomendados para aterrizar”.
 
Según la FACh “el mayor peso tampoco debiera haber influido en aumentar el consumo de combustible, ya que la magnitud de la variación (2%) carece de incidencia sobre este parámetro”.
 
Asimismo la institución castrense afirma que “la Fuerza Aérea de Chile no minimiza en ningún sentido la importancia de esta discrepancia detectada. Por eso, esta información ha sido puesta a disposición también de forma inmediata del fiscal a cargo del sumario interno que investiga el accidente. La ciudadanía puede tener certeza de que se tomarán las medidas que correspondan para sancionar eventuales responsabilidades”.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo