Reabren el caso de un niño perdido 1979: Sus restos estarían en un sótano

Por

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU. reanudó hoy en Nueva York la investigación de un caso por la desaparición de un niño en 1979 que conmocionó durante años a la sociedad neoyorquina.

Un nutrido grupo de agentes del FBI y de la Policía de Nueva York acudió hoy a un edificio en el barrio del SoHo, en el sur de Manhattan, para buscar en el sótano posibles restos óseos del menor, Etan Patz, que tenía seis años en el momento de su desaparición.

“Obviamente esperamos encontrar nuevas evidencias que nos ayuden en relación a la desaparición de Etan Patz”, afirmó hoy el portavoz del FBI, Tim Flannelly, quien reiteró la determinación de las autoridades por resolver este crimen.

El pequeño Etan, cuyo caso conmocionó durante años a las familias neoyorquinas, fue visto por última vez con vida el 25 de mayo de 1979 cuando salió de casa solo a primera hora de la mañana para ir caminando a la parada del autobús que debía llevarle al colegio.

Los investigadores buscan ahora nuevas pistas sobre el paradero de Patz, a quien las autoridades declararon oficialmente muerto en 2001, en un edificio de la calle Prince a no mucha distancia del domicilio donde residía el menor.

Al parecer, según The New York Times, un perro especializado en la búsqueda de cadáveres puso en alerta a las autoridades tras un recorrido la semana pasada por el sótano del edificio, donde ahora esperan encontrar restos humanos o efectos personales del niño.

El portavoz de la policía, Paul Browne, detalló hoy que un grupo grande de investigadores -quienes ya han tumbado una pared del sótano en busca de pruebas-, trabajarán “las 24 horas del día, en los próximos cinco días”.

El caso de Patz, que se convirtió en uno de los primeros menores cuya imagen apareció impresa en cartones de leche por todo el país, llevó incluso al entonces presidente de EE.UU., Ronald Reagan, a declarar el 25 de mayo “Día Nacional de Niños Desaparecidos”.

La policía siempre sospechó que el responsable de la muerte del menor fue José Ramos, que en la actualidad cumple condena en una cárcel de Pensilvania por abusar de otro niño, y contra quien nunca llegaron a presentarse cargos por falta de pruebas.

Ramos salía con una mujer que trabajaba en el domicilio de los Patz, e incluso llegó a admitir que el día de su desaparición estuvo con él, aunque siempre negó haberlo secuestrado. El caso fue reabierto en 2010 por el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance.

 

 

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo