5 claves para entender el nuevo sistema de financiamiento educacional

Por Andrea Sepúlveda

El ministro de Educación, Harald Beyer, anunció que se enviará un proyecto de ley que cambia el actual sistema de financiamiento para la educación superior por uno que busca la equidad.

Aquí te entregamos los puntos más relevantes del anuncio.

1. Pagos:

Las cuotas se pagarán una vez que comience la vida laboral y la cuota mensual a pagar no podrá superar al 10% del sueldo.

Además quienes tengan ingresos bajos deberán pagar un porcentaje menor.

Se establecerán 180 cuotas como máximo. El saldo de quienes no hayan terminado de pagar su deuda en ese plazo, será condonado.

2. Fuera Bancos:

Una agencia pública especializada que se hará cargo de las becas y créditos dejando fuera a las instituciones bancarias. 

Esta agencia velará por el diseño, administración y provisión del sistema.

“Esto significa que los fondos se originan desde el Estado y los bancos dejan de financiar la educación superior, tanto de la educación pública como la educación privada”, dijo el ministro de Educación, Harald Beyer. 

3. Aranceles:

Como el Ministerio de Educación utiliza aranceles de referencia para otorgar los créditos, se cubrirá la diferencia entre estos montos y lo que realmente cobra cada universidad.

Las instituciones financiarían esta brecha en los casos de los estudiantes más vulnerables.

Además para fijar los aranceles de referencia se considerará los ingresos a futuro, nivel socioeconómico, duración de la carrera y deserción.

4. Becas:

El proyecto propone una disminución de los puntajes PSU para acceder a las becas, dependiendo del nivel socioeconómico del estudiante.

El requisito actual de 550 puntos bajaría a 500 para el primer quintil y a 525 para el segundo quintil. Los del tercer quintil seguirán optando a beneficios con 550 puntos en la prueba. 

El 90% de los estudiantes podrán optar a beneficios.

5. Para los que ya tienen CAE:

Con este proyecto se terminaría con el criticado Crédito con Aval del Estado (CAE).

Para quienes obtuvieron este crédito en años anteriores o se encuentren pagándolo, se buscará bajar la tasa de interés de un 6% a un 2%.

La diferencia será pagada a los bancos por el Estado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo