Descubren que la mujer que tendría nonillizos... estaba mintiendo

Después de que la mujer pidiera asistencia para sus nueve bebés, las autoridades mexicanas la contactaron para hacerle exámenes por su gestación de alto riesgo. Ahí descubrieron que ni siquiera está embarazada.

Por El Clarín (Argentina)

Como “un milagro” definían en México el embarazo de nonillizos que anunció una mujer del estado de Coahuila. 

Sin embargo, las autoridades de la localidad desmintieron la noticia. Es más, ni siquiera espera un hijo.

 
“Me siento diferente porque son nueve productos, me siento rara, pero pues ni modo: hay que salir adelante y ojalá todo salga bien”, había dicho a la cadena Televisa Karla Vanessa Pérez García, vecina de la localidad de Arteaga, en el Estado de Coahuila, unos 800 km al noroeste de Ciudad de México.
 
Pérez García y su marido, Juan Bernardo Morales, que trabaja como mecánico, habían contado que tenían otros cuatro hijos, tres de ellos trillizos nacidos en noviembre pasado. Pero ni siquiera eso es verdad. Las autoridades también desmintieron que la mujer haya tenido un embarazo múltiple en el pasado.
 
Francisca Castañeda, la mamá de Karla, negó que su hija haya tenido trillizos previamente y dijo que sus hijos tienen 15, 12 y 4 años y que además los abandonó desde pequeños y se los dejó a su cargo. La mujer también puso en duda que su hija pueda embarazarse algún día porque fue sometida a una ligadura de trompas después de dar a luz a su último hijo, según contó.
 
Por su parte, la secretaria de Salud del Estado de Coahuila, Berta Cristina Castellanos Muñoz, dijo: “Realizamos una serie de estudios médicos dentro de los que se encuentra un ultrasonido (…) tanto abdominal como transvaginal y el resultado del mismo es un útero vacío, no existe saco gestacional”.
 
Karla Vanessa, de 32 años, había explicado que supo que tendría nonillizos en enero, a los cuatro meses de gestación, y que los médicos le programaron una cesárea para el 20 de mayo.
 
“Con exámenes y todo supe que estaba embarazada, pero ya después como al cuarto mes por medio de una eco vaginal me dijeron: ‘¿Sabes qué? Son tantos productos’ y pues ni modo, casi me quería desmayar”, había asegurado la mujer, oriunda de la ciudad de Monterrey, en el norte de México.
 
Los medios locales, las agencias de noticias y los canales de TV, sobre todo los mexicanos, le dieron publicidad a la historia y a la mujer. Incluso, informaron que los doctores consideraban que, pese a la cantidad de bebés, el peso que tenían era bueno para este tipo de casos.
 
“Para los siete meses, para el peso que nos está diciendo la mamá, que el ginecólogo le da un promedio de un kilo 200 gramos cada bebé, es excelente”, llegó a declarar a Televisa el pediatra José Zavala, director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de Coahuila.
 
Las pantallas de TV se llenaron de imágenes de Karla Vanessa mostrando su prominente panza, impresiones de ecografías y asegurando que esperaba feliz a sus chiquitos.
 
“¿Qué voy a hacer con nueve? Me voy a volver loca”, había dicho la mujer. El Sistema de Salud del Estado le hará exámenes psicológicos.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo