Sacerdote es condenado a nueve años de cárcel por abusos contra menores

Por

Un tribunal de Génova (Italia) condenó hoy a 9 años y seis meses de cárcel al expárroco italiano Riccardo Seppia, de 53 años, detenido en 2010, por abusos a menores y suministro de cocaína y quien había confesado que era seropositivo.

El expárroco de la iglesia del Espíritu Santo de la localidad de Sestri Ponente (noroeste) ha sido condenado por violencia sexual sobre un menor, instigación a la prostitución de menores e intento de suministro de drogas a menores.

El fiscal había pedido once años de cárcel para el sacerdote, pero el tribunal desestimó la acusación de posesión de drogas.

El caso de Seppia estalló en mayo de 2010 cuando fue detenido después de ser acusado de haber abusado de un joven de 16 años, a quien además ofreció droga a cambio de relaciones sexuales.

En su día, los medios de comunicación explicaron que tras su ingreso en la cárcel de Marassi, en Génova, el cura reveló al médico del instituto penitenciario que era seropositivo.

Tras la detención, el arzobispo de Génova y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), el cardenal Angelo Bagnasco, suspendió inmediatamente de sus funciones a Seppia y expresó el “dolor y desconcierto por la gravedad de lo ocurrido”.

Tras la sentencia, el sacerdote pidió perdón por su “comportamiento impropio desde el punto de vista moral”, pero aseguró que “no cometió hechos que puedan ser jurídicamente castigados”.

El abogado de Seppia, Paolo Bonanni, anunció que recurrirá la sentencia. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo