Adimark: Ministra Schmidt mantiene su alta aprobación. Oposición también sube a 34% de aprobación

Por

Mientras que la aprobación de la gestión del Presidente Piñera y del gobierno cayeron, la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Carolina Schimidt, mantiene su aprobación dentro del gabinete con un 75%.

Junto a la jefa de cartera del Sernam, el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, también obtuvo un 75%. Lo sigue el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke con un 71%.

En tanto el Ministro Allamand disminuye a 69% su aprobación (73% en marzo). La ministra Matthei (Trabajo) también obtiene un 69% de aprobación, seguida por la ministra Parot (Bienes Nacionales) con 65%.

El ministro Larraín de Hacienda se mantiene estable en 56% de aprobación, lo mismo que el ministro Lavín (Desarrollo Social) con 52%. En cambio, el ministro Longueira (Economía) cae a 50% de aprobación (53% en marzo), seguido por el ministro Chadwick (vocería) con 44%.

El ministro de Salud Jaime Mañalich, muestra una fuerte caída en su nivel de aprobación. Un 43% aprobó su gestión en abril, disminuyendo en 11 puntos respecto a marzo (54%). Esta disminución está en línea con la caída en la aprobación del área de Salud.

Cierran la lista el ministro Hinzpeter que se mantiene estable en 43% de aprobación, mientras que el ministro Larroulet baja a un 42%. Por último Errázuriz (Transportes) cae a un 31% y Beyer (Educación) también cae a un 30%.

Evaluación de la “Oposición”

En abril aumentó la identificación ciudadana con la “Oposición” a un 38% (era 34% en marzo) en contraste con la identificación con el “Gobierno” que vuelva a disminuir quedando en un modesto 24%. La aprobación de la Coalición por el Cambio retrocede 1 punto quedando en 23%, mientras que la Concertación disminuye a un 19% de aprobación (era 21% en marzo). De estas cifras se desprende claramente que “Oposición” y “Concertación” son términos que encierran significados muy diferentes para la población.

Como era de esperar de la polémica de las asignaciones parlamentarias, ambas Cámaras del Congreso disminuyen fuertemente sus ya  bajos niveles de aprobación. La Cámara de Diputados obtiene un mínimo histórico de 16% de aprobación (21% en marzo), mientras que el Senado disminuye a un 17% su aprobación, 8 puntos menos que en marzo último (25%). Ambos resultados son los más bajo en nuestra serie de mediciones y  no cabe sino leerlos como una voz de alarma.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo