Ley Antidiscriminación: Cámara aprueba proyecto y ahora sólo falta el Senado

Por UPI

Por 90 votos a favor, 16 en contra y 3 abstenciones, la Cámara aprobó el informe de Comisión Mixta del proyecto de ley antidiscriminación, faltando sólo su ratificación en el Senado para que la normativa se promulgue como ley de la República.

El ministro secretario general de Gobierno, Andrés Chadwick manifestó su satisfacción por el amplio respaldo que entregó la Cámara a esta iniciativa “que permite combatir con más eficacia la discriminación arbitraria en nuestro país”.

Consultado por el rechazo a la iniciativa de diputados de la Unión Demócrata Independiente (UDI), el vocero dijo que respetaban la opinión de cada legislador.

“Cada parlamentario emite su voto en conciencia, nosotros los respetamos, son materias sensibles, algunos pueden ver situaciones de riesgo, creo que el proyecto está bien construido, bien establecido”, manifestó.

Respecto de las declaraciones del diputado Gonzalo Arenas (UDI), quien acusó al Gobierno de “mala fe”, Chadwick dijo que el parlamentario “está equivocado” y dio por superada la situación.

“No voy a entrar en un conflicto con un diputado de la UDI que creo se excedió en sus palabras y doy por superado el tema, creo que fue un exabrupto y no me quedo en situaciones que son muy particulares”, expresó.

El diputado Arenas criticó que se aprobaran dos indicaciones “que van más allá del acuerdo que se había alcanzado”. Especialmente, respecto del artículo primero, inciso segundo, que dice que corresponderá a los órganos del Estado garantizar a toda persona el goce y ejercicio de sus derechos, “inciso que el Gobierno en forma bastante engañosa, me parece bastante de mala fe, permitió su inclusión, porque si es una norma superflua, por qué se incluyó”, dijo el legislador.

El parlamentario precisó que se trata de una interpretación especial destinada a esta ley para promover ciertos valores y principios que pueden atentar contra la libertad de conciencia de muchas confesiones religiosas. “Me parece una violencia en cuanto a la libertad de conciencia que me parece peligrosa, propia de un Estado totalitario. Como diputado de gobierno no puedo más que avergonzarme que mi gobierno patrocine este tipo de iniciativas”, afirmó.

En contra de la propuesta votaron los diputados UDI, Pedro Álvarez Salamanca, Nino Baltolu, José Antonio Kast, Felipe Ward, María Angélica Cristi, María José Hoffmann, Arturo Squella, Gonzalo Arenas, Enrique Estay, Iván Norambuena y Gastón Von Mûhlenbrock, además de Jorge Sabag (DC), Pedro Araya (PRI), Miodrag Marinovic (I) y Marta Isasi (I).

La propuesta de la Comisión Mixta incorpora la obligación de los órganos del Estado de elaborar e implementar las políticas destinadas a garantizar a toda persona, sin discriminación arbitraria, el goce y ejercicio de sus derechos y libertades reconocidos por la Constitución, las leyes vigentes y los tratados internacionales aprobados por Chile.

Asimismo, se excluyó en el artículo segundo el ejemplo que se había introducido y que decía lo siguiente: “No podrá reclamar discriminación por orientación sexual un individuo que deba responder por actos sexuales violentos, incestuosos, dirigidos a menores de edad cuando tengan el carácter de delito, o que, en los términos de la ley vigente, ofendan el pudor”.

Otro de los acuerdos alcanzados por la Comisión Mixta, fue el de eliminar la palabra “siempre” del inciso tercero del artículo 2°. La oración completa era: “Se considerarán siempre razonables las distinciones, exclusiones o restricciones que, no obstante fundarse en alguno de los criterios mencionados en el inciso primero, se encuentren justificadas en el ejercicio legítimo de otro derecho fundamental, en especial los referidos en los números 4°, 6°, 11°, 12°, 15°, 16° y 21° del artículo 19 de la Constitución Política de la República, o en otra causa constitucionalmente legítima”.

También se corrigió la agravante que se establecía en el Código Penal por delitos cometidos por discriminación, incorporando también la identidad de género, que no había quedado incluida en el texto original.

La propuesta también dispone que cuando el juez rechace tramitar una reclamación por acto de no discriminación, si carece de fundamento, tiene que citar una resolución fundada en ese sentido, de manera de evitar que por esa vía se rechacen simplemente sin más fundamento la presentación de acciones de no discriminación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo