Columna de Libros: "Don Oreste Plath y otras sorpresas"

GEOGRAFÍA DEL MITO Y LA LEYENDA CHILENOS.

Por Oreste Plath.

http://www.fcechile.cl/

Esta es una investigación rigurosa, que realizó  el folclorólogo Oreste Plath, en su recorrido por Chile; son los mitos y leyendas que le refirió el pueblo. Muchas de estas historias, don Oreste las recuperó, gracias a la sabiduría de personas mayores, comentarios de escritores amigos, también escuchó varias de ellas en sus viajes por las provincias, y encontró bastante material en las bibliotecas. Sin duda, don Oreste fue un intelectual vehemente, y de excepcional metodología en un tiempo sin Internet ni celulares, y siempre con espíritu de aventura.

En este libro, se recurre a la geografía, específicamente, a las provincias, para ordenar los mitos y leyendas. En el prólogo titulado “Retablo de lo fabuloso”, se explica cómo fueron las primeras sensaciones del hombre primitivo, a propósito de poder explicar los fenómenos naturales; por cierto, la interpretación poética, de fantasía y temor hacia fuerzas consideradas beneficiosas o malignas, era el tenor, de modo que las conclusiones fueran más cognoscibles.

En consecuencia, el conocimiento mítico y legendario, podía interpretar el intelecto, la emoción y la espiritualidad, e incluso, aportar una connotación ética. Sin embargo, don Oreste también era consciente que la mitología en sí, es un valioso instrumento, para reconstruir, pista por pista, un pasado remoto sin un lenguaje escrito, y que todavía es de una riqueza excepcional para la Filosofía, y hasta para las disciplinas científicas, que investigan los orígenes del ser humano.

Es evidente que muchos de los contenidos, no poseen la exactitud del documento histórico, se subentiende que la leyenda es consecuencia de muchas causas circunstanciales, emotivas, geográficas, y claramente, nunca es posible determinar si se está a poca o gran distancia del momento fundacional de la misma; es en este punto, donde la imaginación despliega sus acentos sobre la realidad.

Ahora bien, regresando a la obra: están los mitos de Isla de Pascua, con la fuerza polinésica característica, los mitos mapuches que invitan a conocer el inmenso árbol genealógico de sus dioses, los mitos chilotes que afirman una peculiar identidad, de una tierra gobernada por una comisión de invisibles seres fantásticos, sin olvidar toda aquella fauna y elementos, integrados no sólo en espacios oníricos y de fantasía, sino que en la realidad cotidiana. Y de Patagonia, pues, su cosmogonía exquisita, con profecías y sueños, con seres poderosos que pueden ser jueces de los hombres.

¿Conoce usted la leyenda de “La niña de mis ojos” (Provincia de Tarapacá)?; esa es la historia de una princesa incaica que comenzó a quedar ciega, y fue llevada a la Pampa del Tamarugal, donde se sumergió en unas misteriosas aguas que le ayudaron a recuperar la vista, razón por la cual los descendientes del Imperio Inca, bautizaron al lugar específico como “Mamiña”, que significa “la niña de mis ojos”. ¿Conoce usted la leyenda de “El Alicanto” (Provincia de Antofagasta)?; es un pájaro cuyo alimento es el oro y la plata, con alas que resplandecen durante la noche, -de céfiro con destellos dorados, si el refrigerio reciente fue oro, o bien, de color argentado, si la cena fue sólo plata-. Como se sabe, después de haber disfrutado de opíparos cócteles minerales, esta ave, no puede volar. Las personas que perciben a este animal, deben ser cautelosas, pues éste es muy celoso y puede plegar sus formidables alas, e incluso, pueden ser conducidos a un próspero destino, -si se trata de un alma noble-, o a la confusión -si se trata de un alma codiciosa-. ¿Sabe usted qué es “La lluvia de piedras” (Provincia de Colchagua)?; cuenta la leyenda que, durante una noche cayó literalmente una lluvia de piedras sobre el tejado y huerto de una casa, y ello aconteció sistemáticamente, en cuanto el sol se perdía de vista en el horizonte hasta pasada la medianoche, al punto que concurrían gentes de lugares distantes, para presenciar el hecho. Se afirma que, todo este escándalo, era a causa de los decretos de duendes enojados. La lluvia desapareció, cuando los duendes cambiaron de opinión…

Muchas otras leyendas, se encargó de estudiar don Oreste, como las de la Provincia de Chiloé, que incluyen algunos seres mitológicos perversos tales como: el Trauco, la Fiura, el Camahueto y el Basilisco (por mencionar algunos), o seres benignos como la Pincoya, una sirena que fecunda mares y ríos, y vive junto a su esposo, el Pincoy; ambos rubios y muy sensibles de favorecer a los pescadores, que necesitan peces y mariscos sanos y en abundancia. Además, en este territorio, está el Caleuche, que es un buque fantasma que tiene como tripulantes a brujos poderosos, y en cuya navegación jamás cesa la música. Este buque va iluminado de forma ostentosa en la noche, y se oculta en una rara y densa neblina que por sí mismo genera. Según se afirma, muchos mortales han sido secuestrados y llevados a ciudades submarinas donde existen tesoros, -con la condición de no divulgar lo sucedido, so pena de muerte en nueva ocasión de encuentro-. En esta travesía, el Caleuche, también rescata cadáveres de ahogados o a náufragos y los incorpora en sus refugios, cual eterna mansión. Y también dispone de un animal magnífico, llamado “Caballo Marino”, que colabora los espíritus al buque y es mucho más veloz que éste. Se dice que este formidable buque, ancla en los puertos de Chiloé, aunque bien puede navegar por debajo del mar, siempre regresando al lugar donde está la Cueva y la Corte del Rey de los brujos.

Por último, en la Antártica, se esconden todavía otras leyendas: La virgen de los hielos (que es una entidad que arrebata el espíritu de los hombres, y les hace concebir toda clase de horrores, obsesiones, angustias y un profundo sentimiento de soledad, hasta que los libera), el Santo Grial (el cáliz que habría recibido la sangre de Jesucristo, al ser herido por la lanza de Longinos y es cuidado por unos celadores sobrenaturales) y El prisionero de los hielos (Adolf Hitler, el Führer de la Alemania Nazi, quien habría sido llevado   por una flota de submarinos secretos, al final de la Segunda Guerra Mundial, hasta un paraíso inexpugnable, -de hecho, parece tratarse del mismo lugar que el Großadmiral Karl Dönitz, en 1943, mencionó a la prensa mundial).

¿Quiere usted conocer Chile?, ¿quiere usted adentrarse en la búsqueda de las claves antropológicas y espirituales de la humanidad?, ¿quiere usted expandir los horizontes de su razón y su cultura? Esta es una excelente ocasión.

[Este libro siempre será un clásico de la literatura mundial, como toda la biblioteca del autor, vigente gracias al riguroso trabajo de investigación de su hija: Karen Plath Müller Turina].

 

Libro del 34º Salón de Fotoperiodismo Nacional 2011.

Edición Bicentenario.

http://www.ocholibros.cl/default.aspx

Este volumen recopila 2300 imágenes, que se presentaron en el 34º Salón de Fotoperiodismo Nacional, con hechos del año 2012, que fueron impactantes, emotivos y que suscitaron profunda reflexión; hubo 222 fotografías que ganaron en las diferentes categorías.

Es patente, a través de estos trabajos, la frustración social, la pobreza y miseria, la discriminación, varios tipos de violencia y las brutales injusticias a todo nivel, que existen en Chile.

Excelente recopilación de imágenes para observar la realidad del país; el terremoto y el tsunami de febrero de 2010, la muerte de 80 convictos de una cárcel de Santiago, el rescate de los mineros en Copiapó, y bastante material de personas naturales, que entregan sus testimonios de vida. Esta una edición muy interesante, no sólo para quienes trabajan en la prensa, sino que también para cualquiera que desee captar la realidad, más allá de ideas preconcebidas.

[La fotografía ganadora, se titula “Living periferia”  y es la portada del libro; trata de un grupo de jóvenes que se jacta con su arma, frente a unos niños, conducta que es reiterada, entre los jóvenes que viven en los barrios más conflictivos de Santiago. La imagen, pertenece al destacado fotógrafo Alejandro Olivares].

 

Revista Síntoma.

N° 2.

Por Editorial Ocho Libros.

http://www.facebook.com/groups/302288756505559/

Esta revista de la Literatura Gráfica (con mayúsculas), ha publicado su segundo número. Es un buen aporte al creciente número de publicaciones de cómic chileno. Se informa de encuentros, exposiciones, y de dibujos e ilustraciones de diversos artistas. La edición cuenta con el trabajo de Omar Campos Oniri, que de forma clara y creativa, sabe distribuir contenidos e imágenes, para captar el interés y la sorpresa de un público especializado.

[Muy contundente la entrevista que realizó el periodista Daniel Olivares, al destacado dibujante Gabriel Rodríguez; se recomienda.

La portada de la revista, es el personaje   Bode Locke de la obra escrita por Joe Hill, “Locke and Key”, que ha dibujado Rodríguez con singular maestría –inspirado, según señaló, en la expresión corporal y forma de cabeza que tenía su hijo mayor, José Manuel, hace dos años].

Convéncete y Sedúcelos.

Por Jorge Méndez.

Editorial Zig – Zag.

http://www.zigzag.cl

http://www.fidelizando.cl/

Este fue el primer libro, del destacado coach Jorge Méndez. En este texto, cada palabra cuenta para “fluir en la vida como un delfín”; es una recopilación de sus artículos de prensa -ordenados a partir del año 2005- y de sus experiencias, con diferentes contenidos, aplicables tanto a la empresa como a las personas.

Esto es nítido en la lectura: cualquier empresa que ostente la frase “servicio de excelencia”, debería poseer estos conocimientos y estas metodologías de trabajo; esta explicación no es antojadiza ni vanidosa, más bien es legítima y coherente, puesto que basta con una pequeña investigación en la prensa, para notar que hay empresas e instituciones, en abierta contradicción y con desafíos pendientes.

Resulta idóneo que el autor, en el prólogo, refiera la palabra “crisis” y la reflexión de Albert Einstein, que decía (en la década de 1920): (…) No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche. Es en la crisis, cuando nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar “superado”. Quien atribuye a las crisis sus fracasos y sus penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países, es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla (…).

Estos escritos que comparte el autor, poseen cinco focos diferentes: “El cliente, “La organización”, “El ser humano”, “El Slow Down” y “La vida”. Están enfocados a vivir con mayor equilibrio, a disfrutar de las ventajas de asociarse, los desafíos y posibilidades siempre presentes, a permitir la creatividad sana, y para comprender la trascendencia de nuestras acciones, en una existencia donde las cosas son transitorias.

[Muy interesante el apartado “Las 4 D del Liderazgo”: (desafío, descanso –dormir o delegar-, diversificación y deleite). Temas que, con una buena reflexión y llevados a la práctica, pueden mejorar la calidad de vida de las personas].

Cómo decir las cosas y no matarte (me) en el intento.

Por Jorge Méndez.

Editorial Zig – Zag.

Es un libro, donde el autor comparte criterios, para facilitar la comunicación humana.

Hace un análisis del comportamiento de las empresas, específicamente, cuando se trata de formar estructuras y contratar personas; sencillamente buscan personas enfermas, es decir, personas que siempre estén enfocada en los resultados, que estén felices irracionalmente bajo cualquier circunstancia y nunca experimenten frustración; nada más absurdo e inhumano. El autor detecta y propone una solución. Luego, hay muchas empresas que consideran valioso que uno de sus empleados aporte un buen criterio, o una forma novedosa de realizar el trabajo, y sin embargo, no se dan los espacios para esto, o sucede que varios desisten a riesgo de obtener la insidia de sus colegas, o asuntos perores.   El autor detecta y propone una solución. Otras empresas, asumen que si hay personas buscando empleos, es porque en realidad son perdedores sin remedio, y no valora la experiencia vital, en cuanto a planificación, gestión, manejo de conflictos, compras y ventas, liderazgo y metodología que pueda tener un emprendedor. El autor detecta y propone una solución, otra vez. Así, otro tanto sucede en las universidades, donde tampoco se enseña a “cómo decir las cosas”, en la familia, en el cambio generacional -con redes sociales-, en el que también ha habido pérdidas. En fin, el autor sabe compartir con elegancia y equilibrio sus propios criterios, sin pretensión de verdad última.

Lo mejor: es un libro con amplios horizontes intelectuales y espirituales, así da gusto. De hecho, el autor recuerda la genial película “Antes de partir” (en inglés, The Bucket List), con Morgan Freeman y Jack Nicholson; en esta obra, uno era mecánico y el otro multimillonario, estaban desahuciados y les quedaba muy poco tiempo de vida, descubrieron que tenían mucho en común, y que cada uno tenía una lista de “tareas pendientes”, asunto que emprendieron con toda intensidad y mucho sentido del humor. La escena favorita resulta ser, el viaje que hacen a Egipto ambos personajes. El mecánico –culto y sagaz-, inicia el diálogo argumentando que los antiguos egipcios poseían una bella creencia acerca de la muerte: que los dioses los recibirían y al llegar a las puertas del paraíso, les preguntarían –para decidir la entrada-, lo siguiente:

¿Has encontrado dicha en tu vida?

¿Tu vida le ha brindado dicha a otros?

 

Entrevista a Marcos P. Concha.

Marcos Patricio Concha Valencia, nació en Viña del Mar (año 1943), sus estudios primarios y secundarios, los realizó en colegios de Viña del Mar y Valparaíso. Ingresó a la Escuela Naval (año 1960). Siguió su carrera, como ingeniero naval mecánico. Se retiró de la Armada, como Contralmirante (año 1995). Obtuvo un postgrado de Trayectoria de la sociedad occidental. Se ha dedicado a la literatura desde 1998. Efectúa diversos talleres literarios. Durante 2009 fue Presidente del Círculo de Escritores de V Región, Chile. Cursó y obtuvo el diplomado “Literatura y vida” en la Universidad del Desarrollo, de Santiago (año 2010). Ha escrito tres libros de cuentos: “Orgasmos de colores. Cuentos inolvidables” (año 2004); libro que fue premiado como el mejor libro regional (año 2004), por el Círculo de Críticos de arte de Valparaíso), ” Balada de un loco” (año 2009) y “Espejismos y otros cuentos”   (año 2012)].

 ¿Cuáles son los clásicos de la Literatura Universal, que usted sugiere leer a sus amigos?, ¿por qué?

“La Biblia” de varios autores, “El elogio de la locura” de Erasmo de Rotterdam, “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes, “Madame Bovary” de Gustave Flaubert, y muchos otros más, que se transformarían en un canon largo para esta entrevista. Son libros que se han mantenido presentes a través de los tiempos, y han entretenido a múltiples generaciones. La Biblia, con el respeto de la religión, es un modelo de excelente literatura, tiene relatos, poemas, historias con muchos recursos literarios, contenido y subtexto, si se lee con atención, entretiene. El elogio de la locura, impresiona como describe las locuras que sufrimos los hombres que nos tildamos de cuerdos; es profundo, tiene ironías en grandes cantidades. Para qué decir, El Quijote, fundador de la novela moderna, tiene cuentos dentro de otros cuentos, sus personajes son inolvidables, tanto que viven entre nosotros. Madame Bovary, es un entretenido estudio psicológico, con la perfección de un escritor que lo escribió durante cinco años, de sol a sol.

A su juicio, ¿cuáles son las herramientas esenciales para transformarse en un escritor de excelencia?

Dedicarse al oficio, día y noche, como en todas las profesiones para obtener la excelencia. Tener presente que escribir literatura es un arte, y como todo arte necesita creatividad. Leer con arte grandes obras de la literatura universal, meditando sobre su contenido, estructura, trama, personajes; su ejemplo le enseñará al escritor a apreciar la belleza literaria, que lo llevará a plasmarla en su propia obra. La observación, es una poderosa herramienta, la ficción es ficción aunque basada en la vida real.

Ha publicado, recientemente, “El Arte de Leer Literatura”, ¿qué pistas puede darnos sobre su nuevo libro?

Yo soy escritor, y a través de los años me he convencido que para escribir bien debo leer muchísimo y muy bien, de excelentes escritores. De ahí que, leo y medito las lecturas para que después mi subconsciente y mi consciente viertan las técnicas, estilos y estructuras que acomodadas a mi propia personalidad, produzcan buena literatura. Por otro lado, creo que los humanos sufrimos lo que llamo “analfabetismo literario”, en cuanto  a que tenemos diferentes grados de interpretación y comprensión de los textos literarios y el avance en esta materia sólo se logra leyendo con arte, como ejemplifican los treinta y cuatro ensayos del libro.

“El Arte de Leer Literatura”, es un libro en el cual converso con el lector y donde sugiero una manera entretenida de leer literatura, para disfrutarla. No solo debe leerse el texto, sino que también el subtexto.