Crítica de discos, por Ignacio Lira: Jack White “Blunderbuss”

Por

Jack White: el ex White Stripes, ex Raconteurs, ex The Dead Weather, al fin ya se cansó de ser ex. Por suerte para nosotros, el hombre nunca podría dejar de ser él mismo, y pese a que su esencia ha sido visible en cada uno de sus proyectos anteriores, este es el primer disco con su firma, sin compañeros de banda para esconderse detrás. “Blunderbuss” es el nuevo trabajo de uno de los músicos más talentosos de su generación, y es además un disco de ruptura. 

Casi un género en sí mismo, el disco post-quiebre amoroso, desde el “Blood On The Tracks” de Dylan hasta el “Sea Change” de Beck, usa el mismo motor para alimentar las canciones: lo que estuvo mal, lo que no dijiste, lo que te sigue gustando. Sobre eso algunos lloran, otros reflexionan y unos pocos rockean: Jack White es de esos últimos, y lo que escuchas en “Blunderbuss” es un repaso de diversas relaciones, recados a las ex y letras confesionales, pero con sentido del humor y guitarras bien puestas: como una versión rock&roll de la película Alta Fidelidad.

El que quiera sonidos tipo White Stripes los va a encontrar en canciones como “Sixteen Saltines” y el cover de “I’m Shakin”, y episodios más tranquilos en la bella “Blunderbuss”. Por otro lado, las distancias del pasado se marcan notablemente con la cruza de country y canción de cuna en “I Guess I Should Go to Sleep”,  Pero mientras menos prejuiciado escuches este disco, mejor. Este dolido y creativo White, cuando quiere suena como en los mejores momentos del disco “Elephant”. Afortunadamente, eso no es lo único que quiere, y el hambre de más lo sigue llevando más lejos.