Su madre lo encerró más de 30 años porque le hacían bullying en el colegio

Su mamá lo hizo para protegerlo de las pesadas bromas que le hacían sus compañeros de escuela

Por

En Rusia, una mujer mantuvo encerrado a su hijo durante 33 años en una habitación de diez metros cuadrados que tenía en su casa.
 
La madre lo hizo para protegerlo de las pesadas bromas que le hacían sus compañeros de escuela.
Según el portal Life News, Dimitri Kuvaldin recuperó su libertad al fallecer su progenitora hace 10 años. Fue ahí cuando salió por primera vez a la calle.

Tras la muerte de su padre, cuando él aún era pequeño, su mamá vio cómo unos niños agredían y se burlaban de su hijo en plena calle. Fue entonces cuando decidió que nunca volvería a ser víctima de los abusos de otros chicos, por lo que comenzó su encierro.


La infancia de Kuvaldin transcurrió en una pequeña habitación donde pudo leer grandes clásicos de la literatura rusa.

Cuando recuperó su libertad, se convirtió en repartidor de correos. Actualmente, recibe una pensión por discapacidad.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo