Niña sufre de extraño síndrome: Nunca siente dolor físico

Por

La pequeña Grace, de cuatro años, nació con el síndrome de Smith-Magenis, un extraño trastorno cromosómico que eleva su umbral del dolor hasta tal punto que no siente si se hace daño.

La pequeña vive con sus padres, Emma y Mark, en Birmingham, y estos aseguran que tienen que poner cuatro veces más atención en Grace que en un niño normal de su edad, hasta el punto de que duermen con ella y observan cada uno de sus movimientos.

El síndrome, que sufre una de cada 25.000 personas, también afecta a las hormonas del sueño, por lo que, según lo publicado por Daily Mail, Grace se despierta durante la noche gritando o golpeándose la cabeza. Para evitar que se haga daño, la pequeña tiene que dormir en una habitación acolchada.

Grace nació el 13 de abril de 2007 y doce días después los médicos diagnosticaron el extraño síndrome. Más sorprendente aún si cabe debido a que en la familia de la pequeña no hay antecedentes de la enfermedad y sus dos hermanos, Harry de nueve años y Charlie, de 18 meses de edad, son completamente sanos.

El síndrome de Smith-Magenis fue diagnosticada por primera vez en América en la década de 1980 y es una alteración al azar del cromosoma 17 que causa discapacidad intelectual, retraso en el habla y el lenguaje y problemas de comportamiento.

“Su umbral de dolor es tan alto que puede mantenerse en un radiador caliente o tocar un hervidor de agua sin saber que se está quemando hasta que sea demasiado tarde”, explicó la angustiada madre en Daily Mail.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo