Se pintó de verde para disfrazarse de Hulk pero... no se puede sacar la pintura

Por

El querer ser un súper héroe tiene su precio. Así lo comprobó Paulo, quien trató de llamar la atención en una carrera disfrazándose del increíble Hulk. Dado que ya lo había hecho antes, fue a la ferretería en busca de su pintura favorita. Lamentablemente no la encontró y pidió cualquier otra buena pintura.

Para su mala suerte, la pintura que le dieron era tan buena que es empleada para pintar misiles balísticos y submarinos nucleares, y ahora no la puede sacar de su cuerpo.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo