Hombre fue despedido de su trabajo por sus reiterados eructos y flatulencias

Por

La Corte de Apelaciones de Versalles, Francia, falló a favor de una empresa que había puesto una denuncia en contra de un empleado que fue despedido por sus reiterados eructos y flatulencias en su lugar de trabajo, situación que incomodaba a sus compañeros de funciones.

La resolución de la justicia consideró que “las faltas deliberadas y reiteradas a las reglas del savoir-vivre (saber vivir) de este trabajador generó tensiones en las relaciones con sus colegas y constituyen una causa real y seria de despido”, según la resolución n° 10/04404 del 22 de marzo de 2012, que cita el sitio InfoBae.com.

Al parecer los eructos y flatulencias en el puesto de trabajo del sujeto eran bastante recurrente, lo que provocó la molestia de varios de sus colegas, los que presentaron una queja colectiva ante el dueño de la empresa, el que a su vez, recurrió a la justicia para resolver el problema.

De acuerdo con la declaración del dueño del la empresa ante la justicia, el empleado había adoptado una actitud de  provocación  hacia sus colegas, en respuesta a las quejas de éstos por el  enrarecimiento del clima  de trabajo que generaban sus incontinencias.

Como el hombre no hizo caso de los pedidos de respeto a las reglas de urbanidad más elementales -formulados verbalmente y a través de correos electrónicos- y persistió en su conducta incivilizada, hubo que apelar a la justicia laboral.

“ Nos vemos obligados a notificar su despido por causa real y seria, debido a los siguientes motivos: perturbaciones sonoras, la cual es una actitud de provocación hacia sus colegas, por las reiterados eructos y flatulencias en su puesto laboral”, decía la carta de despido que recibió el sujeto, la cual fue publicada por el abogado laboral, Eric Rocheblave, en su blog.

Por consideración, el abogado Rocheblave no reveló el nombre del sujeto despedido. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo