Demandan a crucero que abandonó a pescador en medio del mar

Por AP

Se trata de la segunda demanda en las últimas semanas contra  Princess Cruise Lines , acusándola de que no acudió a aydar a tres pescadores  panameños en marzo, 15 días después de que su pequeña embarcación se rompió en el océano Pacífico. Los padres de  Fernando Osorio Rodríguez , de 16 años, buscan una compensación económica de  más de un millón de dólares  con la demanda presentada en los tribunales federales de Miami. Pidieron, asimismo, un juicio con jurado.

El documento calificó de “negligentes, intencionales y/o imprudentes las acciones y omisiones de los acusados y/o el capitán, funcionarios y/o miembros de la tripulación” que tenía el Star Princess el 10 de marzo. Fue presentado en nombre de Fernando Osorio y Denia Iveth Rodríguez, padres del pescador fallecido.  

De acuerdo con la demanda, Osorio y sus amigos  Oropeces Betancourt  y  Adrián Vásquez  alquilaron un pequeño bote para pescar frente a la costa de  Panamá , en el océano Pacífico, y poco después de haber partido el motor se descompuso y la embarcación naufragó.

La familia de Osorio alega en la demanda que tres pasajeros del crucero los vieron  con los equipos ópticos especiales para encontrar aves. Aún recuerdan el bote descompuesto y a sus tripulantes haciendo señales de ayuda con sus brazos, y con una camiseta que sujetaron al mástil del bote.

Los pasajeros, de acuerdo con la demanda, alertaron de inmediato a un miembro de la tripulación.

Tras ver a los pescadores con los equipos ópticos que le prestaron los pasajeros, el tripulante notificó al puente de mando, de acuerdo con la demanda. El crucero, sin embargo, continuó por su trayecto y  no acudió a rescatar a los pescadores .

“A pesar de esta notificación explícita” de que el bote “estaba con problemas graves y de que estaba a la vista de este moderno barco crucero con todos sus equipos sofisticados, el Star Princess no cumplió con sus obligaciones legales de ofrecer asistencia a una embarcación varada y sus ocupantes, dejándolos literalmente a la deriva para que murieran”, según el texto de la demanda.

Unos días después los tres pasajeros se acercaron al tripulante y le preguntaron qué había sucedido con el bote. No les respondió y se fue sin darles explicaciones, según el documento.  

Al presentarse la primera demanda en Miami, la empresa dijo que había iniciado una investigación interna sobre lo sucedido y aseguró que el aviso sobre el bote averiado nunca llegó al capitán  Edward Perrin  ni al oficial a cargo del  Star Princess .

Dos de los tres jóvenes fallecieron después de un naufragio de unos 28 días. El tercero, Adrián Vásquez, de 18 años, sobrevivió tras ser rescatado por otra embarcación  pesquera el 22 de marzo en aguas de las  Islas Galápagos  de  Ecuador , a unos 960 kilómetros de donde se descompuso el bote. También demandó a Princess Cruise.  

Cuestión moral y legal

La  Convención Internacional para la Salvaguarda de la Vida en el Mar , creada en respuesta al hundimiento del  Titanic , establece que un barco y su capitán están obligados por la ley a suministrar ayuda inmediata a cualquier persona que se encuentre en problemas en el mar.

Otros tratados y convenciones internacionales, entre ellos la Convención de Mar Abierto reconocida por el Tratado de las  Naciones Unidas , establecen requerimientos similares.  

La abogada Ira Leesfield, que representa a la familia de Osorio, dijo que el crucero tenía la obligación moral y legal de rescatar a los pescadores panameños. “Las acciones de Princess Cruise Line fueron una clara violación a esta ley marítima internacional. Condenaron a estos tres jóvenes a la muerte al abandonarlos en el mar abierto”, afirmó. 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo