Príncipe Carlos sorprende a la Reina llamándola "mami" en pleno concierto

Por

El príncipe Carlos de Inglaterra sorprendió hoy con un emotivo discurso, al final del concierto en honor a su madre, la reina Isabel II, en el que la llamó “mami” y recordó a los asistentes que estaban allí “celebrando la vida y el servicio de una persona muy especial”.

El heredero al trono dijo dirigiéndose a su madre que el Jubileo de Diamantes era la oportunidad para agradecerle “como nación” el que “siempre hayas estado ahí para nosotros, por inspirarnos con tu generosidad y servicio, y por hacernos orgullosos de ser británicos”.

El príncipe de Gales recordó además a su padre, el príncipe de Edimburgo, que no pudo asistir al multitudinario evento, por haber sido hospitalizado horas antes por una infección de vejiga, lo que desató una calurosa ovación.

“La única cosa triste de esta noche es que mi padre no ha podido estar con nosotros porque desafortunadamente no se encuentra bien”, dijo el príncipe Carlos en el escenario de un evento que fue seguido por medio millón de personas en las calles de Londres.

Además, el heredero al trono le dijo al público que “si gritamos alto puede que nos oiga desde del hospital”, momento en el que la gente empezó a gritar :”¡Alberto, Alberto!”.

El esposo de la Reina, que cumplirá la semana que viene 92 años, fue hospitalizado en Londres de manera preventiva por segunda vez en los últimos seis meses, lo que le impidió asistir al concierto de esta noche y por lo que no estará presente en los actos de mañana, que ponen el punto final a cuatro días de entusiastas celebraciones por los 60 años en el trono de la reina Isabel II.

La soberana, que subió al escenario tras el concierto celebrado delante del Palacio de Buckingham en el que han participado estrellas de la música de las seis décadas que lleva en el trono, escuchó como todos los participantes entre los que se encontraban Paul McCartney, Elton John y Stevie Wonder le cantaron el “Dios salve a la Reina”.

Como broche final del evento, Isabel II, prendió una llama de seis metros, que era la última de una cadena de fuego que se encendió hoy en honor a su Jubileo de Diamantes alrededor del mundo.

Un total de 4.200 antorchas gigantes y hogueras se encendieron a lo largo de la Commonthwealth, desde Toga, Nueva Zelanda, Australia, a las Malvinas, pasando por el hotel de Kenia donde Isabel II pasó su luna de miel, y donde fue informada de la muerte de su padre en 1952.

En el Reino Unido, las llamas se encendieron por todo el país en colinas, parques, torreones, e incluso garajes al aire libre , y se celebraron numerosos fiestas alrededor del fuego. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo