Este niño brasileño "resucitó" en su funeral y volvió a morir

Por

Una trágica historia es la que protagonizó un niño brasileño de sólo dos años. Se trata de Kelvin Santos, quien el 1 de junio pasado fue ingresado al hospital de la ciudad de Belem por problemas respiratorios.

En el recinto médico y después de quince minutos de intento de resucitación, el menor fue declarado muerto por los especialistas.

Al día siguiente,  Kelvin fue trasladado del hospital a la casa de su familia para su entierro. Durante los preparativos del funeral, la tía de Kelvin se dio cuenta de que el niño estaba respirando. 


Durante el velatorio, el chico se sentó en su ataúd, miró a su padre y le dijo: “Padre, dame agua”. La sala estalló con gritos aterrorizados. Luego de eso, el niño cayó inconsciente.
 
La familia se apresuró y llevó nuevamente a Kelvin al hospital, pero fue declarado muerto una vez más. La familia esperó unas horas con la esperanza que reviviera, pero no lo hizo.
 
Kelvin Santos fue enterrado ese mismo día. La causa de muerte fue clasificada como  insuficiencia respiratoria, deshidratación y neumonía.
 
Su familia ha presentado una demanda por negligencia contra el hospital.
 
Información: buzzfeed.com
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo