Víctima del caníbal de Miami aparece por primera vez después del ataque

Por

Después de estar al borde de la muerte, los doctores hablaron, por primera vez, sobre el estado de salud de su famoso paciente, Eugene Poppo, quien ingresó al recinto con la mitad del rostro destruido, víctima de los ataques de Rudy Eugene, más conocido como “el caníbal de Miami”.

Pese que Poppo perdió el 65 por ciento de su rostro, los que más destacan los especialista es su buen estado de humor. “Está tomando las cosas como vienen”, comentó el cirujano de traumatología y codirector del recinto, Nicholas Namias.

Los especialistas describieron dos heridas por punción en el costado izquierdo del pecho de Poppo, donde sufrió una costilla fracturada, lo cual sugiere la posibilidad de que el agente de la policía que mató a Eugene podría haber herido además a Poppo.

“Pudo haber sido un objeto de una bala, pero ya no es un problema, aunque no es el peor de sus problemas, ya que los agujeros, que ya se cerraron, parecían estar conectados. No había ningún cuerpo extraño en ellos”, enfatizó Namias.

En las nuevas fotos, la cara de Poppo se ve intacta del bigote para abajo. Un vendaje de gasa cubre la cuenca de su ojo izquierdo, ahora vacía, y un injerto de su propia piel protege lo que queda de su dañado globo ocular derecho. Los especialistas comentaron que producto del violento ataque, el paciente perdió las cejas, parte de la frente y la mejilla derecha, y la nariz.

” Donde estuvo su nariz, se ve lo que llamamos exudado, que es un fluido con un alto contenido de proteínas y desechos celulares que se ha escapado de los vasos sanguíneos y se deposita en los tejidos o en la superficie de los tejidos”, explicó Namias.

Con el tiempo, esa área se caerá, y debajo habrá nuevos tejidos sanados. Técnicamente, el cartílago no está expuesto”.

El cirujano señaló que había hablado con Poppo sobre la cirugía reconstructiva, y que él dijo: “‘Tomemos las cosas día a día”

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo