Nuevo ataque "canibal": Mujer consumió peligrosa droga "sales de baño"

Por

Primero fue Miami, luego Montreal y ahora Nueva York, donde una cámara de seguridad grabó otra espantosa agresión caníbal. Esta vez era una mujer de nombre Pamela McCar­thy quien andaba por la calle a la caza de su pareja y su hijo después de consumir la droga sintética conocida como “sales de baño”.

Según su novio, corría desnuda fuera del departamento después de golpear y tratar de estrangular a su hijo. Otro testigo afirmó que también agredió a uno de sus perros. Después gruñó cuando se le acercaron los agentes y trató de morderlos.

Cuando la detuvieron la trasladaron a un hospital, donde murió de un paro cardíaco.

Según los antecedentes que se manejan, “sales de baño” es una droga sintética que, según los expertos, es más fuerte que la cocaína y puede inducir a los consumidores a cometer agresiones extremas.

En EE.UU., las “Sales de baño” se pueden comprar de manera legal y como productos que son adquiridos en “cantidades desproporcionadas” por menores y adultos jóvenes, por lo que varios estados ya han ordenado su prohibición.

Esa sustancia produce psicosis, delirios, alucinaciones auditivas y táctiles, agresión y un elevado aumento de la temperatura corporal.

Las autoridades investigan si el llamado “caníbal de Miami” Rudy Eugene, que el mes pasado devoró el 75 por ciento del rostro del indigente Ronald Poppo en una rampa de una transitada autopista de la ciudad, actuó bajo los efectos de las “Sales de baño” que se venden como “Cloud 9” o “Ivory Wave”.

El psicoterapeuta Alfredo Hernández explicó recientemente a Efe que esta droga es “como un tipo de cocaína superpoderosa producida en laboratorios” que altera los mecanismos en el cerebro que ayudan al ser humano a frenar los impulsos. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo