Atribuyen al Jengibre propiedades contra enfermedades coronarias y el cáncer

Por

Existen diversas investigaciones que demuestran que esta popular planta de la medicina tradicional China y de la India, contiene propiedades que benefician la salud, asegura  Erwin Núñez, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.
 
El uso con fines curativos del jengibre se remonta a varios miles de años atrás. Lo más descrito en la literatura es su empleo en materia digestiva como para el tratamiento de la gastritis, náuseas, flatulencias y la diarrea. También habría sido útil contra el mareo y las náuseas.
El jengibre Zingiber officinale, es una de las plantas más populares de la medicina tradicional China y de la India. Se cultiva en regiones tropicales y subtropicales, ya que el clima de esta zona favorece su crecimiento. La parte usada de esta planta es el rizoma (tallo subterráneo) el cual es muy apreciado por su aroma y sabor, en gastronomía se usa para preparaciones dulces o saladas y bebidas (galletas de jengibre, condimento para salsas, carnes, pescados y aves).
Investigaciones recientes han descubierto que el jengibre contiene varias sustancias bioactivas, explica Erwin Núñez, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, dentro de las que destacan Gingeroles y Shogaoles. Los componentes de estos dos grupos han sido estudiados en laboratorio mostrando un gran poder antioxidante y antiinflamatorio.
 
Eficacia antiinflamatoria
 
El nutricionista aclara que hay varios estudios que han usado el jengibre para conocer su eficacia como antiinflamatorio en pacientes con osteoartritis de rodilla y/o cadera, evaluando la mejora en la calidad de vida de los pacientes, disminución del dolor y mejora en la capacidad funcional principalmente. “Sin embargo, estos resultados aún no son absolutamente claros y concluyentes, pero se sigue investigando”, aclara el experto.
En relación a la prevención del cáncer, el jengibre también ha sido estudiado: “Los compuestos mencionados anteriormente en estudios de laboratorio han demostrado tener propiedades quimiopreventivas y antineoplásicas, dentro de las que se destacan su poder antioxidante, siendo capaz de eliminar radicales libres, disminuir la iniciación y progresión de un tumor. Pero aún falta evidencia científica (estudios clínicos) que confirmen la seguridad y la eficacia del jengibre en la prevención del cáncer”, advierte Núñez.
También se le atribuyen propiedades que contribuyen la circulación sanguínea, previniendo la aparición de enfermedades coronarias. Se promociona también por poseer propiedades afrodisiacas, estimulando el deseo sexual y contra los síntomas del resfrío.  “El jengibre es probablemente seguro para la mayoría de las personas, aunque algunas pueden sufrir efectos secundarios leves que incluyen acidez, diarrea y molestias generales de estómago”, concluye.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo