Estudio revela una baja calidad en el acceso a información pública

Por upi/so//

Chile Transparente, Capítulo Chileno de Transparencia Internacional, presentó este miércoles un estudio que entre sus conclusiones establece que existe una “regular” percepción entre las personas encuestadas sobre la calidad del acceso a la información pública en el país en transparencia activa, es decir, datos que todos los órganos administrados por el Estado deben publicar de manera permanente en los sitios web.

Para la realización de esta encuesta, se consultó a 361 estudiantes universitarios que analizaron las páginas web de una muestra de 52 instituciones del Estado.

Al solicitarles que evaluaran la calidad del acceso a la información pública en una escala de 1 a 7, la percepción promedio fue regular, alcanzando sólo a 4,5. El criterio de amigabilidad, considerado el aspecto más importante para los usuarios, es el que tuvo la nota más baja (4,3).

Reforzando lo anterior, seis de cada 10 personas consultadas sobre los criterios de calidad de la información -62%- calificó de mala o regular la amigabilidad de la información, mientras que esa percepción ascendió a 56% en el caso de la completitud y llegó a 53% en el de la comprensión. Ante la consulta sobre la calidad general del acceso a los datos, un 48% la consideró mala o regular.

Los resultados del sondeo mostraron además que gran parte de esta información pública está efectivamente disponible, utilizando ambas vías de acceso (link Gobierno Transparente y sitio web institucional), puesto que ocho de cada 10 personas afirmaron que se encontraba efectivamente publicada, mientras que dos de cada 10 aseveraron que no la encontraron. 

Estas conclusiones se dieron a conocer como parte del libro Estudio Calidad Acceso a Información Pública en Chile lanzado este miércoles por Chile Transparente, proyecto que se realizó con el apoyo de Transparencia Internacional a través del financiamiento del Department for International Development (DFID) del gobierno del Reino Unido. 

El texto fue presentado por el presidente de Chile Transparente, Gonzalo Delaveau, y la ceremonia contó con la presencia como panelistas del presidente del Consejo para la Transparencia, Alejandro Ferreiro, y del secretario ejecutivo de la Comisión de Probidad y Transparencia del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, Alberto Precht.

En la oportunidad, Delaveau destacó que “este libro busca contribuir a avanzar en una estrategia de transparencia 2.0, en donde el lenguaje ciudadano aparezca como uno de los elementos claves de las futuras discusiones sobre el tema. Las instituciones de gobierno deben asumir el desafío de entregar información comprensible, útil y en formatos amigables”.

Agregó que “darle acceso a las personas a la información pública es algo fundamental no sólo para que podamos prevenir la corrupción, sino que para que los ciudadanos crean en las instituciones y fiscalicen por sí mismos su correcto funcionamiento”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo