Detienen a tres jóvenes por matar a un menor en un ritual de bandas

Por EFE

La policía de Cataluña (noreste español) detuvo a tres jóvenes de la banda juvenil Latin Kings, dos de ellos menores de edad, acusados de matar en un parque de Barcelona a otro menor de la misma banda, al que apalearon, al parecer, en un ritual de castigo de bandas juveniles.

Fuentes cercanas a la investigación, que continúa abierta, explicaron a Efe que una de las hipótesis que baraja la policía es que los presuntos agresores y la víctima formarían parte de una misma banda juvenil, los Latin Kings, y que el joven fallecido recibió un castigo.

Al parecer, según las mismas fuentes, los detenidos, que no utilizaron ni navaja ni arma de fuego, no tenían la intención de matar a la víctima, sino que únicamente le golpearon durante un ritual, cuyo origen y motivo se está investigando, aunque finalmente el menor acabó falleciendo de una hemorragia interna que sufrió por los golpes recibidos.

En un comunicado, la policía catalana informó de que los dos menores arrestados, de 15 y 16 años, serían los autores materiales del homicidio, mientras que la otra detenida, de 18 años y nacionalidad colombiana, habría cooperado y encubierto el crimen.

La víctima, de 17 años, falleció en el hospital el pasado día 2 tras recibir una paliza que supuestamente le propinaron los detenidos en el parque barcelonés de Monterols.

Los dos menores fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores y la joven de 18 años pasó hoy a disposición judicial.

Este caso se suma a los últimos episodios de peleas entre bandas juveniles en los últimos meses en Cataluña, entre ellos el que acabó con la vida de un joven boliviano de 16 años de edad en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) el pasado 6 de abril.

Por este caso fue detenido un menor de 15 años, de nacionalidad ecuatoriana, acusado del crimen, que al parecer cometió en un supuesto ritual de iniciación a una banda juvenil.

Tan sólo dos días después se registró una batalla campal en una zona de ocio nocturno de la localidad catalana de Cornellà de Llobregat frecuentada por latinoamericanos, -al parecer sin vinculación directa con el crimen de L’Hospitalet-, que se saldó con seis detenidos.

En Cataluña, la policía guarda un gran hermetismo en relación con los casos vinculados a bandas juveniles, que desde hace pocos meses se coordinan desde el área de investigación criminal.

Según el último recuento oficial ofrecido por la policía catalana del pasado año, en Cataluña hay unos 3.500 integrantes organizados en una quincena de bandas juveniles de origen latinoamericano, que utilizan la violencia sobre todo en disputas entre ellos.

Entre las bandas que están activas en Cataluña figuran los Latin Kings, los Ñetas, los Trinitarios, los Mara Salvatrucha o los Mara 18, que suman unos 3.500 miembros de entre 12 y 25 años y con una composición heterogénea, porque pese a que los latinoamericanos son mayoría, cada vez hay más españoles y miembros de distintas nacionalidades, hasta cuarenta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo