Parodia de hipsters realza la tendencia

Por Carolina Aliaga / Publimetro Crónica
Origen

El término hipster se acuña por primera vez en los años ‘40 en EEUU, sin embargo en los ‘90 se retoma con la definición actual y permanece hasta hoy.
Hipster deriva de “hip” el vocablo inglés para designar a lo “más cool de lo cool, el pináculo de lo top, más allá de todas las tendencias y lo ondero convencional”, según el Urban Dictionary (Diccionario Urbano).

 

Más de 180 mil visitas tiene en Youtube el video “Soy un hipster”, en el que un grupo de jóvenes parodia a esta tendencia que nació en EEUU en los 90 y llegó con fuerza a Chile a mediados del 2000. “Me pareció simpático, muy irónico”, dice Rodrigo Guendelman, periodista y columnista especialista en tendencias.

Los hipsters son una subcultura de jóvenes que nace con el nuevo milenio, “asociados con la música independiente, una sensibilidad variada en una moda alejada de corrientes predominantes, y estilos de vida alternativos”, según Wikipedia. En el país, si bien arribó hace algunos años, para Guendelman ésta es una versión renovada.

“Es la versión 2.0 de la gente que tiene inclinación por el sonido más anglo en la música, que tiene un poco más de sensibilidad en la forma de vestir, que usa ciertos modismos y que están más preocupados del patrimonio cultural, que le interesa el arte y la cultura”, explica el experto.

Son jóvenes en sus 20 y 30 años, de estratos económicos medios y altos, bohemios y con un look muy cuidado. “Me gusta que haya hipsters porque contribuyen, hacen la ciudad más diversa, le entregan riqueza cultural, es mucho más interesante”, agrega.

Los seguidores de esta tendencia además crean nuevos nichos para eventos musicales, culturales y artísticos. “Gracias a ellos hay productoras como Fauna que ha traído bandas increíbles como Cut Copy, por ejemplo, entonces todos ganamos con la diversidad”.

Los hipsters no se reconocen como tal y a su vez generan críticas, como las del video. “La gente se burla de los hipster porque es resentida, celosa, le tiene mala porque tienen más recursos y mayor acceso. Lo expresan de manera irónica, no se dice ‘me molesta que tengas la plata para disfrutar tus gustos’, se dice ‘me molesta que seas un esnob porque eres diferente’”.

“Detrás de la molestia está la envidia de ‘quiero ser como pero no puedo’. Todo este tipo de críticas lo que hace es tratar de homogenizarnos y lo que más le hace falta a Chile es la diversidad. Es parte de nuestros vicios eternos y súper arraigados”, agrega Guendelman.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo