QBEAK, el único auto eléctrico que puede andar 800 km sin recargarse

El gran problema de los autos eléctricos siempre ha sido que su carga dura muy poco frente a los autos con combustible convencional, gracias a QBEAK este problema estaría sanjado y le daría otro rumbo a la industria de los eléctricos.

Por

Es una triste realidad que los autos eléctricos no pueden igualarse a los de combustible convencional, ya que su carga se acaba mucho antes de lo que dura un estanque llego de bencina, pero hoy gracias a QBEAK este problema podría estar llegando a su fin. El pequeño automóvil cuenta con la más avanzada tencología en lo que a celdas solares se refiere, lo que le permite tener unos prolongados 800 kilómetros de autonomía, sin ser cargado. El proyecto fue desarrollado por tres compañías danesas unidas bajo el nombre de Transportes de Energía Modular (MECc, por sus siglas en inglés). El prototipo ui¡tiliza metanol para su funcionamiento, un biocombustible que puede ser ontenido de varias partes, incluyendo el gas natural.

“El biometanol es un buen combustible porque tiene un perfil de CO2 muy bueno, mucho mejor que el del diesel o el de la gasolina”, dice Mogens Lokke, director ejecutivo de ECOmove, quienes diseñaron el innovador carro QBEAK que equiparán con dicha tecnología. El rendimiento de 800 kilómetros obtenidos por el QBEAK son considerablemente superior a las distancias que pueden alcanzar el del Nissan Leaf (222 km) y Chevrolet Volt (603 km). El premiado ECOmove tiene motores en sus llantas que e permiten alzcanzar una velocidad de 120 km/h, auqnue lo más novedoso de él es su fantástico diseño, llegando incluso a ser descapotable. “En lugar de colocar una batería arreglada, hemos construido seis módulos que caben dentro del chasis. Podemos usar el poder de la batería en los módulos o cualquier otra fuente de energía”, dijo Lokke.

La celda de combustible convierte una mezcla de biometanol y agua a electricidad para la batería, de acuerdo con ECOmove, mientras que el calor que se desprende por este proceso genera poder para el sistema de calentamiento y enfriamiento del auto. El biometanol es un combustible barato y abundante con una corta cadena de carbono, dice Mads Friis Jensen de Serenergy, el despacho que diseñó las celdas de combustible. La producción de este biocombustible estaría creciendo en Europa, motivo por el cual fue pensado como alternativa para el ecológico vehículo, además de la reducción de un 70% de CO2 comparado con las emisiones de gasolina.

El proyecto fue premiado recientemente con el financiamiento del gobierno de Dinamarca a través del Programa de Desarrollo y Demostración de Desarrollo de Tecnología Energética, por lo que ECOmove espera lanzar un QBEAK de batería con un rendimiento de 300 kilómetros más delante de este año. Además, esperan que haya una demostración de un modelo de la celda de batería-combustible en algún punto del 2013.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo