Acompañada de un crucifijo y rezos logra que delincuente deje libre a su hijo

Por

Intensos momentos de angustia vivió un niño, de nueve años, luego que un sujeto lo tomó como rehén tras asaltar un local en la cuidad de Quezon, Filipinas.

El delincuente, quien se encontraba con sus ojos desorbitados, enloquecido y con un picahielo en la garganta del niño, amenazaba con matarlo si no lo dejaban libre.  

Tras ocho horas de intensa gestiones, la madre del pequeño logró acercarse al delincuente para implorar por la liberación de su hijo.

Acompañada de un crucifijo y rezos, la mujer logró que el sujeto dejara al niño libre sin sufrir ningún daño.

Mientras que el antisocial fue arrestado y enfrentando cargo por asalto y toma de rehenes, según indicó la policía del distrito de Quezon City.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo