Horrible maltrato infantil: Encerró a sus hijos por considerarlos un estorbo

Por

Un macabro hecho quedó al descubierto en Rusia, luego que una abuela denunció a su hija, Irina, de 24 años, de mantener encerrados a sus pequeños hijos, identificados como Diana y Pavel, por considerarlos unos estorbos.

El hecho de maltrato sucedió en la localidad de Rostov del Don, en el domicilio de Irina, quien trabó la puerta y ventanas de una habitación  donde encerró a los pequeños, los que eran alimentados una vez al día.

Ni las suplicas de la abuela materna sirvieron para que Irina dejara en libertad a sus hijos, quienes al momento del rescate presentaban una condición de desnutrición extrema.

“Yo intentaba que mi hija cambiara su actitud hacia los niños. Veía como mis nietos pasaban hambre, aunque la familia no tenía escasez de dinero; inclusive me ofrecí para darles algo de comer, pero Irina no me permitía ni siquiera acercarme a los niños”, comentó la mujer.

Pese a las estrictas prohibiciones de su hija, la abuela muchas veces logró pasarles alimento a los niños por una ventana. Desesperada ante la vulnerable condición de sus nietos, la abuela decidió llamar a las autoridades, los que encontraron a los menores encerrados en un pequeño dormitorio sin luz, maloliente y llena de gusanos.

“ Los niños se encontraban en unas terribles condiciones. Ellos no podían hablar y les costaba caminar. Pavel, que ahora tiene seis años, no podía diferenciar los colores”, relató la asistente del fiscal,  Nina Ivanova,  al diario LifeNews.

La investigación arrogó que tanto Irina como el padre de los menores, eran alcohólicos, motivo que generaban grandes discusiones entre ellos. El juez a cargo del caso decidió condenarlos a prisión por maltrato infantil. Mientas que, designó a la abuela materna la tutela de los menores, quienes aún se encuentran en tratamiento médico para superar años de maltratos. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo