Experto chileno y secta que vivía bajo tierra: Era posible un suicidio colectivo

El grupo llevaba diez años viviendo en un búnker. Habían cerca de 15 menores de edad. El sociólogo Humberto Lagos examina el caso

Por

Autoridades rusas encontraron una secta musulmana, la cual tenía como particularidad que vivía hace diez años en un búnker bajo tierra y, entre sus integrantes, se contaban al menos 15 niños, de entre 1 y 17 años.
Según el sociólogo chileno Humberto Lagos, se trata de “un grupo con características destructivas, bastante comunes en sectas minoritarias y excluyentes”, lo que incluso lleva a pensar a este profesor de la Universidad Autónoma de Chile en un suicido colectivo: “No hay que descartar la posibilidad de que terminen con su vida si se sienten atacados”.
En cuanto a los menores, Lagos cree que “los niños también presentan algún tipo de conducta autodestructiva, porque tienen la convicción de que Sattarov (líder de la agrupación rusa) es un enviado de Alá, ya que la única información que recibían era la de él”.
En cuanto al futuro del caso opina que “estos tipos tienen otra normalidad y saben perfectamente lo que están haciendo. (…) La justicia debe actuar teniendo en cuenta que sí hubo delito y condenar a quienes los cometieron porque si se deja libre a los culpables, estos van a seguir cometiendo este tipo de conductas y esto pone en riesgo a todo el entorno”, finaliza Lagos.

Lee también

Por casualidad descubren una secta que vivía bajo tierra: Había niños

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo