Grupo neonazi se disuelve tras denuncias y se despide con un "Heil Hitler"

Por

El grupo neonazi Frente de Orden Nacional (FON) denunciado ante la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) en varias oportunidades por el Movilh debido a sus propagandas contra los derechos de las minorías y por su entrenamiento paramilitar y ataques a tumbas judías, informó  su separación “definitiva e irrevocable,  medida cuyo alcance comprende a todos y cada uno de los militantes, directores, sedes, secciones, sitios de internet y medios de difusión que hasta la fecha han servido al movimiento”.

Estas denuncias fueron las que gatillaron su decisión, asegura el FON en un comunicado, así como el despido de uno de sus miembros, Bernardo Mora, que trabajaba como guardia de seguridad en el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, tras una denuncia del Movilh realizada hace 10 días, con el respaldo de la Comunidad Judía de Chile y de Judíos por la Diversidad.

“La decisión de cesar toda actividad política y social busca también concentrar esfuerzos en brindar la mayor y mejor ayuda posible a nuestro camarada Bernardo Mora”, explica el grupo nacionalsocialista. “Si bien nosotros no tememos a la ruina, es injusto que familiares y amigos tengan que cargar con la porquería escupida por las víboras cínicas del Lobby Gay-Sionista”, agrega.

A su vez, amenazan con tomar medidas legales contra un supuesto ex miembro del grupo, a quien acusan de traicionarlos. “Hemos decidido también tomar acciones legales contra el ex militante del movimiento que sirviendo al sistema estuvo dispuesto a recurrir a una organización de homosexuales (como es Movilh) y ofrecer información personal, imágenes, y acusaciones infundadas contra FON”, explicaron. Su manifiesto finaliza con la frase “un saludo, brazo derecho en alto. Heil Hilter”.

Sin embargo, el Movilh no cree en esta separación. “Da cuenta de que el Fon es un movimiento muy peligroso y que sólo se disuelve por el temor a que las autoridades den con más pistas sobre su actuar.  Esa es la única razón. Ningún movimiento que se disuelve borra de internet su propia historia, todo su pasado, como la ha hecho el Fon con su sitio web. Sólo los que tienen algo grave que ocultar hacen eso”.

El movimiento LGBT añadió que “el lenguaje que el Fon utiliza; cargado de frases de odio hacia minorías, medios de comunicación y periodistas; explicita claramente su odio a la diferencia, su menosprecio justamente por la libertad de expresión, así como su incapacidad para explicar la razón porque un movimiento que se dice político realiza entrenamientos paramilitar”.

“Sin embargo, no somos ingenuos. Desde el año 2000 que venimos denunciando movimientos neonazis y sabemos muy bien que sus disoluciones son falsas, pues luego se vuelven a reestructurar con otros nombres”, finaliza la organización de la diversidad sexual.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo