"Terremoto" v/s chicha: Guía para preparar este trago dieciochero

Por Jorge Arellano/Publimetro
¿Cómo prepararlo?

Acá algunos consejos para preparar un buen terremoto:

•    Un buen Pipeño: Es fundamental preparar este trago con un buen pipeño que haya sido adquirido en un local establecido  y con las certificaciones necesarias. Además, por ningún motivo se debe usar vino blanco ya que eso ya no sería un tradicional “terremoto”
•    Helado cremoso: Los expertos sostienen que un helado de piña cremoso ayuda más al sabor del trago.
•    Vaso de vidrio: No es lo mismo tomarse un pipeño en un vaso plástico que en un vaso de vidrio que conserva aún mejor la refrescante temperatura.
•    El toque: Respecto al licor que se le debe sumar al “terremoto” no hay opiniones comunes.  Algunos optan por el fernet y otros por la granadina. Incluso, algunos ocupan la menta.

Hace unas décadas no se podía pensar las Fiestas Patrias sin un vaso de chicha. Pero el tiempo pasa y algunas costumbres dejan paso a otras. En los últimos años el “terremoto”, trago realizado a base de pipeño y helado de piña, ha destronado al fermentado de uvas como el más tomado durante las fiestas patrias.

Para un experto en la materia, el dueño de “Las Pipas de Einstein”, Mario Rivas Rodriguez, el “terremoto” es sin lugar a dudas el trago más tomado durante la festividad nacional.

“En septiembre antes se vendía muchas chicha, pero los tiempos van cambiando y el terremoto entró atropellando como se dice en la jerga hípica y ha pasado a la delantera”, aseguró a Publimetro Rivas.

El dueño del local que vende al detalle los productos en su local y que además, abastece a las picadas chilenas como La Piojera, el Quitapenas y Las Tejas, en septiembre se venden casi 50 mil litros de distintos tipos de bebestibles, “pero el pipeño es sin duda el que más se vende”, puntualizó.

¿Por qué la chicha dejó de ser la líder en Fiestas Patrias?

Rivas tiene una explicación bastante particular sobre el porqué la chicha dejó de ser la reina en las fondas, ramadas y fiestas dieciocheras.

“La chicha es un trago que nuestros abuelos tomaban y nuestros padres tomaban mucho¡ hace varias décadas,  pero era un trago típico de cantina. Era un trago fuerte. Pero hoy la mujer trabaja, tiene su dinero, tiene voz de mando está bebiendo de igual a igual e incluso que más que el hombre y ellas prefieren algo más dulce”, puntualizó.

“La chicha ahora es química”

Además, para el dueño de la bodega ubicada en la comuna de Independencia también es relevante el hecho de que el producto actualmente no es como en antaño.

“Hay chichas que son químicas, no son jugo de uvas, entonces la gente se toma un vaso de chicha y queda con una colitis que no alcanzan ni llegar al baño”, puntualizó el hombre.

En este sentido, según expertos resulta fundamental comprar este producto en lugares establecidos y que cuenten con los permisos y certificaciones pertinentes.

“La gente prefiere el terremoto porque además tiene hasta linda presentación”

Según, el especialista la gente prefiere este trago por su sabor y porque su presentación también llama la atención.

“Es un trago preparado,  congelado y el helado le baja el grado alcohólico… el vino es amarillo, el helado blanco como un iceberg que se asoma, asi que sabe y se ve delicioso”, puntualizó.

Mario Rivas sostiene que es fundamental también que el pipeño, que es la piedra angular de este trago, sea adquirido en lugar con tradición ya que actualmente se está deformando el origen. 

“Se debe preparar con un buen pipeño, no cualquiera. Por ejemplo yo vendo uno preparado con uva blanca, de moscatel, especial para este delicioso trago”, señaló el hombre.

Puede que aún muchos prefieran la chicha para celebrar el cumpleaños de la patria y otros que opten por el aplaudido terremoto. En los próximos días se verá si las tradiciones han cambiado. 

Análisis: Dióscoro Rojas: “Los guachacas lo impulsamos”

La chicha está media desacreditada porque actualmente es muy difícil conseguir de buena calidad.

El pipeño con el que se prepara el “terremoto” es algo más natural.

El “terremoto” es el trago típico de los guachacas, pero lo decimos con harta humildad. Nosotros no lo hicimos ni lo inventamos pero lo mostramos al país y creo que ese es nuestro mérito.

Este trago tiene que ver con la humildad también, ante toda la profusión de vinos varietales, de los nuevos aromas y olores, suege el terremoto casi como una respuesta de los populares a esto.

Cabe recordar que para las festividades del Bicentenario, el terremoto ganó como trago típico superando a la chicha que era la tradición.

Es asombroso como ha ingresado al colectivo este trago y nos sentimos orgullosos de haberle mostrado al país este otro país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo